Crecen un 72% en 5 años los 'sin techo' atendidos por Arrels en Barcelona, hasta 2.341

Una persona duerme en un banco en Barcelona
ARRELS
Publicado 10/01/2019 12:36:31CET

El equipo de calle visita a 523 personas y el centro abierto recibe a 1.941

BARCELONA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fundació Arrels ha atendido en 2018 a un total de 2.341 personas sin hogar, una cifra que supone un 23% más que la del año anterior y que ha crecido un 72% en cinco años, ha explicado la entidad en un comunicado este miércoles, en el que ha detallado que más de un millar han acudido a la entidad por primera vez.

"Muchas de estas personas se han dirigido a nosotros buscando servicios básicos y pidiendo orientación", y los retos son muchos porque aumenta el número de personas que viven en la calle en la ciudad y es difícil acceder a una vivienda a precio asequible, ha observado la fundación.

El equipo de calle de Arrels ha visitado a 523 personas, en diversas ocasiones a lo largo del año: "Sufren una situación de calle cronificada" y las visitan para saber cómo se encuentran, qué necesitan y generar lazos de confianza que permitan transformar la situación.

237 EN ALOJAMIENTO

La entidad ha ofrecido alojamiento a 237 personas que han vivido en la calle, con pisos individuales y compartidos --que acogen a más de la mitad de estos--, el hogar residencial Pere Barnés --personas con salud frágil--, habitaciones de alquiler y dos espacios de baja exigencia que se han consolidado este año.

Por el centro abierto, que ofrece un espacio con servicios básicos y resguardo, han pasado 1.941 personas en 2018, un 24% más que en 2017 y un 91% más que hace cinco años.

De estos usuarios, más de un millar han utilizado el ropero y 843, el servicio de duchas, y en muchos casos se trata de servicios higiénicos puntuales a personas que están tramitando el acceso a los centros municipales.

En Barcelona no existe ningún servicio de consigna estable municipal, y en la de Arrels han dejado sus pertenencias unas 900 personas, estando este servicio "en su máxima capacidad durante todo el año".

Se han acercado a la entidad más de 1.360 personas a las que no han podido atender, pero han escuchado su situación y les han ofrecido asesoramiento sobre los recursos para las personas sin hogar en la ciudad.

En las calles de la ciudad de Barcelona viven, al menos, un millar de personas, según el último recuento nocturno realizado en mayo, y aunque Arrels lo considera "un dato de mínimo", en los últimos diez años ha crecido un 45%, coincidiendo con el acceso más complicado a la vivienda.

La organización cuenta con 387 voluntarios, 4.703 personas socias y donantes y 254 empresas y un centenar de iniciativas particulares que han ofrecido apoyo, mientras que han participado en charlas de sensibilización sobre 'sinhogarismo' 4.180 estudiantes.

Contador