Actualizado 15/07/2020 19:54:07 +00:00 CET

La Crida empieza el jueves la consulta a sus asociados para decidir su futuro

Antoni Morral clausura del congreso de la Crida Nacional per la República
Antoni Morral clausura del congreso de la Crida Nacional per la República - David Zorrakino - Europa Press - Archivo

   BARCELONA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Crida Nacional per la República, que preside Jordi Sànchez, empezará este jueves celebrar la consulta a sus asociados para decidir el futuro del movimiento, una votación que podrán realizar hasta el sábado para garantizar la máxima participación.
 
   La votación tiene lugar a falta de que la semana que viene, el sábado 25 de julio, se celebre la asamblea constituyente del nuevo partido del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, que cuenta con Sànchez entre sus impulsores.
 
   El formato de la consulta, cuya votación será telemática para todos los asociados, son dos preguntas de respuesta binaria --Sí o No-- y los resultados se ofrecerán domingo a través de un comunicado a los socios y, posteriormente, a la prensa.
 
   La primera pregunta será: '¿Estás de acuerdo con la disolución de la Crida y su transformación en Fundación de apoyo al nuevo partido para que todo su capital político y humano se integren al nuevo proyecto que lidera el presidente Carles Puigdemont con el objetivo de reforzarlo?'
 
   '¿Estás de acuerdo que el gobierno de la Crida convoque una Asamblea General la primera quincena de septiembre para debatir el resultado de la consulta e implementar la decisión mayoritaria de los socios?', reza la segunda pregunta, después de que hayan sido aprobadas en la reunión que la dirección ha hecho este mismo miércoles.
 
   La semana pasada, la cúpula de la Crida ya hizo pública su posición: apuestan abiertamente por la disolución de la entidad, y en consecuencia que su capital social y su fuerza se incorporen a la nueva formación del expresidente catalán.
 
   Y es que desde el movimiento comparten y reconocen "como propias las bases fundacionales de esta nueva formación, que son la unidad, la transversalidad y la determinación para seguir el mandato del 1-O".
 
   Tras asegurar que el nuevo partido será "el referente social y político" que defenderá el mandato del 1-O, son partidarios de sumar gente así como de reforzar la nueva formación y convertirla en una herramienta útil para ganar una Cataluña independiente en forma de república.
 
   Una vez finalice la consulta a los asociados, una asamblea general deberá tomar la determinación que se acuerde de forma vinculante.