Una cuarentena de dotaciones de Bomberos remojarán toda la noche la zona del incendio del Priorat (Tarragona)

Actualizado 07/09/2007 23:56:41 CET

LA TORRE DE FONTAUBELLA (TARRAGONA), 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Una cuarentena de dotaciones de Bomberos permanecerán durante la noche remojando la zona afectada por el incendio que desde ayer a las 15 horas quema entre el Priorat y el Baix Camp, concretamente entre los municipios de Pradell de la Teixeta, La Torre de Fontaubella y L'Argentera.

No obstante, fuentes de los Bomberos aseguraron a Europa Press que el incendio está en una fase muy avanzada de control, aunque hasta mañana al mediodía no podrá darse por controlado de forma oficial.

Según explicó allí el conseller de Medio Ambient, Francesc Baltasar, las hectáreas afectadas por el momento han sido 443,74, principalmente de matojo. El municipio más afectado es Pradell de la Teixeta, con más de 300 hectáreas quemadas.

Baltasar señaló que durante toda la noche y mañana los bomberos continuarán remojando la zona para evitar cualquier avivamiento en las brasas. "Hay dotaciones terrestres y aéreas preparadas para intervenir cuando se vea cualquier indicio de pequeña columna de humo, rápidamente", explicó.

NINGUNA CAUSA CLARA

El conseller se negó a aventurar cualquier posible causa del fuego. Éste empezó en un punto de la estación de Pradell de la Teixeta pero, según Baltasar, "se investiga con atención este punto, que es complejo, al lado de la estación, y donde existen varias infraestructuras que complican el análisis de la causa posible".

Baltasar hizo también un llamamiento a la ciudadanía porque la campaña de incendios "no ha terminado". En este sentido, remarcó que se está en una época con temperaturas "muy altas" en determinados momentos, con vientos cambiantes que, en este caso, dificultan las tareas de extinción y en un momento en el que en Catalunya "hay zonas en alerta porque ha llovido menos que en otras partes y con sequía y niveles bajos de humedad".

"Da la sensación de que se puede caer en el optimismo porque ya es septiembre, terminan las vacaciones y parece que disminuían los peligros. No es así, porque la mayoría de Catalunya está en situación excepcional por la sequía, y además hay días, como hoy, con vientos fuertes y cambiantes".

Según el conseller, "es necesario intensificar al máximo la vigilancia y la recomendación de limitación de usos, así como pedir la colaboración ciudadana por si ve ningún indicio". Asimismo, pidió "precaución y colaboración" a la ciudadanía para evitar más incendios forestales. La intención de la Conselleria es "excederse" en medidas preventivas.