Actualizado 22/04/2016 16:24 CET

La CUP de Barcelona votará en contra de la modificación presupuestaria

La CUP de Barcelona
BARCELONA

   BARCELONA, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

La CUP Capgirem Barcelona votará en contra de la modificación presupuestaria en el pleno extraordinario del lunes, por lo que podría no prosperar, ya que de momento sólo ERC asegura su apoyo a una ampliación presupuestaria de 275 millones de euros respecto a los Presupuestos actuales, ascendiendo a 2.549 millones.

Lo ha anunciado en rueda de prensa la concejal de la CUP Maria Rovira después de que la Mesa Política de Ciutat --con un representantes de los 13 núcleos de la CUP en la ciudad-- decidiera el jueves por unanimidad rechazar la modificación presupuestaria.

"Tendemos la mano a que el Gobierno municipal vuelva a hacer una propuesta que pueda sentar las bases que puedan avanzar hacia unas propuestas realmente rupturistas", ha destacado junto a los concejales Maria José Lecha y Josep Garganté y la miembro del Secretariado de la CUP de Barcelona Elisenda Vilajoliu.

Rovira ha insistido: "Teniendo en cuenta que es una modificación presupuestaria, entendemos que en los próximos meses o semanas se puede hacer una nueva propuesta para ver si se aproxima a estas políticas rupturistas que necesita la ciudad. No las necesita la CUP, sino la ciudad".

Consideran que la propuesta actual no representa una ruptura respecto al modelo de las tres últimas décadas de la ciudad, un modelo que, "de la mano del PSC, de ERC, de ICV-EUiA y de CiU, ha puesto por delante los intereses económicos antes que las personas".

"LO QUE QUERÍAMOS DEJAR ATRÁS"

"Ahora mismo, esta modificación está más en la línea de lo que queríamos dejar atrás que en la línea política de cambio, que es lo que BComú había prometido a sus votantes", según la concejal.

"Nos reafirmamos en lo que dijimos el día de la investidura de la alcaldesa, que es por lo que estamos en el Ayuntamiento: Nos encontrarán trabajando conjuntamente para romper con el modelo de las últimas tres décadas", ha añadido.

Ha detallado que, de las diez medidas que exige la CUP --al final han priorizado cinco--, el Gobierno de Ada Colau no ha aceptado totalmente ninguna, "cuando eran medidas que o bien BComú llevaba en su programa o bien en el pleno tanto la CUP como BComú habían votado a favor".

Para la concejal, la medida que más ha aceptado el Gobierno municipal es articular una red por los derechos sexuales y reproductivos, aumentando la partida de 600.000 euros a 1,2 millones.

Pero lamenta que han rechazado disolver la Unidad de Apoyo Policial (USP) de la Guardia Urbana ---conocida como sus antidisturbios---, y que tampoco han aceptado una renta universal para mujeres, ni crear el carné de ciudad que garantice el acceso a los servicios municipales de todos las personas que vivan en la ciudad independientemente de su condición administrativa.

La modificación presupuestaria se aprobó inicialmente con los votos a favor de ERC --que ha asegurado su apoyo definitivo--, del PSC --que todavía no se ha posicionado-- y de la CUP, mientras que CiU, C's y PP votaron en contra.