Actualizado 09/03/2021 19:55 CET

Daniel Arasa aborda en un libro la represión franquista en Tortosa y Delta de l'Ebre (Tarragona)

Libro de Daniel Arasa 'La repressió franquista a Tortosa i el Delta de l'Ebre' (Flah.Editors.Cat)
Libro de Daniel Arasa 'La repressió franquista a Tortosa i el Delta de l'Ebre' (Flah.Editors.Cat) - EUROPA PRESS

El ensayo documenta los consejos de guerra a personas de diferentes perfiles sociales

TARRAGONA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El periodista e historiador Daniel Arasa acaba de publicar 'La repressió franquista a Tortosa i el Delta de l'Ebre' (Flah.Editors.Cat), que analiza cómo se reprimió a raíz la Guerra Civil a mujeres, periodistas, sindicalistas, obreros, campesinos y otros profesionales.

El autor ha explicado a Europa Press que el ensayo detalla los consejos de guerra a republicanos de la zona desde abril de 1938, cuando los franquistas llegaron a la derecha del Ebro, y siguieron desde 1939, cuando ocuparon todo el territorio.

En Tortosa (que en la época incluía varios municipios) hubo 889 personas sometidas a consejo de guerra, pero Arasa lo contrasta con el pueblo de Bítem (del municipio de Tortosa) porque allí al menos no hubo muertos hasta abril de 1938.

"REPULSIÓN" POR EL DELATOR

El texto refleja los mecanismos de la represión, aplicables a otras zonas: desde las listas de gente favorable a la República hasta la actividad de los delatores, por los cuales el autor ha sentido "repulsión" durante sus investigaciones, ya que algunos salen repetidamente en las instrucciones de los procedimientos sumarísimos.

También le impactó que algunos juzgados cometieron realmente asesinatos; que los fiscales pedían sistemáticamente penas de muerte, y que los abogados no tenían muchas posibilidades de defender "y además actuaban con pusilanimidad, quizá porque veían que poco podían hacer".

Considera que el libro puede abrir heridas, pero hace falta que los hechos se conozcan en su dimensión real, no según las intenciones partidistas que puedan tener unos u otros, y añade que "Memoria Histórica y verdad histórica no siempre son coincidentes".

DOCUMENTAR "SIN RENCOR"

El historiador documenta con nombres y apellidos, con voluntad imparcial y "sin rencor ni la más mínima voluntad de 'ajustar cuentas", sino de exponer hechos con documentación, no con recuerdos de testigos.

El libro se divide en capítulos dedicados a sectores profesionales y de la población que fueron reprimidos; se subdivide con los nombres de las víctimas estudiadas, y acaba con un anexo documental, fotográfico y onomástico.

El autor ha indagado sobre todo en el archivo del Tribunal Militar Territorial Tercero (que está en Barcelona), aunque también en el Territorial Primero (Madrid), de 2016 a 2018.