Dos acusados por una paliza en el Metro de Barcelona aceptan cinco años de cárcel

Uno de los acusados por una paliza en el Metro de Barcelona
EUROPA PRESS
Publicado 08/01/2019 12:31:28CET

Piden que se suspenda su ingreso en prisión porque eran toxicómanos y se están rehabilitando

BARCELONA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Dos acusados de propinar una brutal paliza a dos hombres en el Metro de Barcelona en 2015 han aceptado este martes una condena de cinco años de prisión y pagar una indemnización de más de 30.000 euros y han evitado la celebración del juicio.

En una vista en la Sección Sexta de la Audiencia de Barcelona, los dos acusados han reconocido los hechos, que ocurrieron el 8 de marzo de 2015, por los que han sido condenados 'in voce' a tres años de cárcel por un delito de lesiones con deformidad, y a dos años por delito de lesiones agravadas, así como una multa de 900 euros por un delito leve de daños.

Las defensas de los dos acusados han pedido la suspensión extraordinaria de la pena de prisión en base a los informes que demuestran que ambos eran dependientes de las drogas cuando ocurrieron los hechos y que certifican que están siguiendo un programa de desintoxicación, uno de ellos, B.H., desde la cárcel donde está recluido por otros hechos.

La Fiscalía, las dos acusaciones particulares y las defensas han confirmado que no prevén recurrir la sentencia, por lo que el magistrado ha dictado la firmeza de la sentencia, y decidirá sobre la suspensión una vez cuente con todos los informes de los dos acusados y la Fiscalía se pronuncie, teniendo en cuenta que las dos acusaciones particulares no se oponen.

Asimismo, durante la sesión se ha absuelto a otros tres presuntos implicados que solo habían sido acusados por una de las acusaciones particulares.

Según los hechos que han aceptado los dos acusados, J.L.N. y B.H., la madrugada del 8 de marzo de 2015 acudieron a la parada Entença de la L5 del Metro de Barcelona junto a un grupo de hasta nueve jóvenes, algunos tapados con pasamontañas, y actuaron "de acuerdo en la distribución de acciones encaminadas a menoscabar la integridad física de cualquier persona que encontraran".

Para ello, el acusado J.L.N. llevaba un machete de grandes dimensiones, y otro de los miembros llevaba un bisturí, así como piedras de gran tamaño.

Sin que mediara ninguna provocación ni tan siquiera conocieran a las víctimas, se abalanzaron contra dos hombres a los que empezaron a pegar puñetazos y patadas por todo el cuerpo, lanzaron grandes piedras sobre ellos y facilitaron que J.L.N. les asestara varios golpes con el machete.

Inicialmente, la Fiscalía pedía para ambos acusados una pena de 11 años de cárcel por los delitos de lesiones con deformidad y lesiones agravadas con agravante de abuso de superioridad y disfraz.

Contador