Actualizado 07/10/2009 21:16 CET

Educación asegura que el próximo curso se empezará a aplicar el nuevo calendario escolar

BARCELONA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Educación de la Generalitat, Ernest Maragall, aseguró hoy que "todo indica con claridad" que el próximo curso se podrá empezar a aplicar el nuevo calendario escolar, después de que el Consejo Escolar de Catalunya (CEC) diera hoy luz verde a la propuesta de avanzar una semana el inicio de las clases en septiembre y crear una semana de vacaciones en febrero.

En declaraciones a los medios, Maragall apuntó que su departamento deberá estudiar los detalles del dictamen favorable del CEC, así como ponerlos en común con los representantes de los directores, profesores y familias. No obstante avanzó que "en pocas semanas" se aprobará la orden que regulará el nuevo calendario.

De hecho, el conseller encargó a los representantes de la comunidad educativa el estudio de esta propuesta, que hoy recibió la aprobación mayoritaria y será devuelta a la Conselleria para su estudio.

Por el momento, el consenso entre Govern y comunidad educativa se da en los puntos de avanzar el inicio de las clases y de la semana vacacional de febrero. Cuestiones como la supresión de la jornada intensiva de Primaria en junio o un eventual cambio de nombre de las vacaciones todavía se desconocen, por lo que Maragall se guardó los detalles internos sobre el calendario que deberán seguir escuelas y profesores.

"Mi obligación es estudiar con detalle el contenido del dictamen y trabajar en el conjunto de decisiones que deben tomarse", explicó el conseller, quien avanzó que hace algunas semanas que su departamento ya trabaja en la "contemplación" de medidas a aplicar.

Concretó que se avanzará la preinscripción y matrícula escolares, con el fin de adjudicar y nombrar las plantillas lo antes posible para que tengan tiempo de preparar el curso.

LAS BECAS, UN TEMA "CAUDAL"

Maragall consideró una "cuestión caudal" la convocatoria de ayudas y subvenciones para que las familias tengan una alternativa en la semana vacacional de febrero. Además, explicó que la Conselleria ya está trabajando con "relaciones intensas" con ayuntamientos, entidades de ocio y el sector turístico "familiar y de invierno" para que se conviertan en agentes activos y protagonistas en esta semana.

En este sentido, pidió a las empresas y a las familias que se adapten a la educación de Catalunya y que piensen en los "beneficios pedagógicos". Por ello, instó a crear una oferta de servicios alternativa.