Actualizado 21/01/2022 12:46

Elisa Loncón pide que la nueva Constitución chilena se base en diálogo y paz para resolver conflictos

La activista mapuche y expresidenta de la Convención Constitucional de Chile, Elisa Loncón, en una conferencia organizada por la Casa América Catalunya y la Oficina del Parlamento Europeo en Barcelona.
La activista mapuche y expresidenta de la Convención Constitucional de Chile, Elisa Loncón, en una conferencia organizada por la Casa América Catalunya y la Oficina del Parlamento Europeo en Barcelona. - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

La eurodiputada Rodríguez-Piñeiro celebra el proceso en Chile para acabar con la Constitución de Pinochet

BARCELONA, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

La activista mapuche y expresidenta de la Convención Constitucional de Chile Elisa Loncón ha pedido este jueves que la nueva Constitución de Chile establezca que la solución de los conflictos políticos debe llegar a través del diálogo, la paz y la interculturalidad.

Lo ha dicho en una conferencia organizada por la Casa América Catalunya y la Oficina del Parlamento Europeo en Barcelona, en la que también han participado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el secretario de Acción Exterior de la Generalitat, Gerard Figueras, y la eurodiputada del grupo Socialdemócrata y presidenta de la Comisión Parlamentaria Mixta UE-Chile, Inma Rodríguez-Piñeiro.

"Tenemos que instalar una Constitución que busque una solución de los problemas de manera dialógica, pacífica e intercultural", y cree que de esta manera se podrían evitar casos históricos como los golpes de Estado en América Latina o la represión a movimientos sociales.

Loncón ha repasado el camino de protestas sociales que ha llevado al cambio de Constitución, que considera que se originaron porque en la dictadura "se instaló un Estado subsidiario donde lo más importante era subsidiar las empresas" y provocó un abandono de lo público, lo que generó una pérdida de derechos de la ciudadanía, según ella.

Para ella, esto es lo que empujó a la sociedad chilena a movilizarse, aunque ha lamentado que las protestas del llamado 'estallido social' de 2019 acabó con una "vulneración profunda de derechos humanos" por parte del Gobierno de Sebastián Piñera.

Ha apuntado que en estas movilizaciones la ciudadanía llegó a la conclusión de que el problema fundamental era que había que cambiar la Constitución y Loncón ha asegurado que será una Carta Magna muy diferente a la de Pinochet, porque garantizará "derechos sociales, la plurinacionalidad, una democracia ampliada, intercultural y directa", y también ha destacado la importancia de la paridad de género.

Ha avisado que también se incorporarán valores como el de la naturaleza y considerar la "tierra como un ente vivo", ya que es una de las cosas que, junto a la importancia de los cuidados, será una de las principales aportaciones de los pueblos indígenas.

Asimismo, Loncón ha destacado la importancia de la paridad de género.

PLURALIDAD

Ha señalado que una de los retos principales de la Convención Constitucional es llegar a acuerdos, ya que hay una gran pluralidad de actores sin mayorías absolutas: "Todos somos minorías", por lo que ve el diálogo y los acuerdos como la única manera de avanzar.

De hecho, ha mencionado que ella defendió la participación de la derecha en este cambio constitucional porque será una Constitución "para todos los chilenos", por lo que ve imprescindible que estén representados todos los puntos de vista.

Además, ha defendido utilizar la diversidad, no como división sino para sumar y fortalecer, y ha llamado a seguir este camino también para unir a los diferentes pueblos de América Latina: "Tenemos una gran tarea de unir todas las diferencias e instalar la fuerza de esa gran diversidad que representa América Latina".

MENSAJE PARA CATALUNYA

Loncón también ha tenido un mensaje para Catalunya, ya que ve un paralelismo con el pueblo mapuche en la defensa de la lengua: "La lucha de ustedes por su lengua es importante. La lucha por la autonomía es valiosa para los pueblos del mundo y queremos aprender de ustedes", y ha explicado que este es el motivo por el que ha viajado ya estos días al País Vasco y a Catalunya, y después irá a Galicia.

"Todos nos podemos fortalecer en esta lucha. Por eso, es valioso que vayan y participen con nosotros, la historia del plurilingüismo en Chile necesitamos instalarla en la nueva Constitución para que todas las lenguas puedan ser usadas en igualdad de derechos y condiciones", ha añadido.

RODRÍGUEZ-PIÑEIRO

Rodríguez-Piñeiro, ha destacado que en Chile se vive un proceso histórico porque "por fin va a pasar a otra vida la Constitución de Pinochet, que nunca debió ver la luz".

Además, ha recalcado que se hará con un proceso democrático y participativo, y que la mejor manera de hacerlo será con un gobierno de izquierdas como el que liderará Gabriel Boric, aunque ha advertido de que "no va a ser nada fácil; las reformas de raíz necesitan de consenso y diálogo".

Rodríguez-Piñeiro ha reivindicado la trayectoria de Loncón, a la que ha dicho que invitará al Parlamento Europeo para explicar cómo se desarrolla la educación intercultural, y ha aplaudido su tarea en defensa de la diversidad, la pluralidad y la descentralización de Chile.

Más información