ERC y JxCat cargan en el Parlament contra los comuns por aceptar los votos de Valls

Publicado 13/06/2019 14:57:56CET
Pleno en el Parlament de Catalunya
David Zorrakino - Europa Press

Recriminan a los comuns anteponer las "sillas" por encima de la situación de Catalunya

BARCELONA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, y el portavoz de JxCat, Albert Batet, han cargado este jueves contra los comuns por aceptar los votos del exprimer ministro francés Manuel Valls para investir como alcaldesa de Barcelona a Ada Colau.

Lo han dicho en el turno de réplica durante el debate en el pleno del Parlament sobre el primer año del Govern de Quim Torra, donde Sabrià ha acusado a los comuns de haberse mantenido siempre neutros en su posición sobre el proceso soberanista, pero considera que aceptar los votos de Valls cambia esta situación: "Las sillas han pasado por encima de la represión".

Ha avisado de que "el acuerdo con Valls les perseguirá" y ha recriminado que hablen de que Catalunya vive una situación excepcional, pero a la vez acepten los votos de BCN Canvi-Cs, que ha calificado como la derecha más rancia. Por parte de JxCat, Batet ha lamentado que los comuns se "sumen a la fiesta del 155" y ha asegurado que es una decepción.

"¿En qué ha quedado el 15M? Yo no defendía el 15M, pero como mínimo no hemos cambiado nuestras convicciones por sillas", ha reprochado.

JÉSSICA ALBIACH

En la sesión de control que se ha celebrado antes de este debate, la líder de los comuns en el Parlament, Jéssica Albiach, ha exigido al independentismo que respete que haya ciudades donde no gobierne la lista más votada, ya que la ley así lo permite si hay pactos alternativos que suman mayoría absoluta.

Los comuns han lamentado que JxCat y ERC critiquen que Colau aspire a ser alcaldesa pese a haber quedado segunda en los comicios, y ha recordado que ERC ha cerrado un pacto en Tarragona para hacer exactamente lo mismo: asumir la Alcaldía pese a ser segunda fuerza.

Albiach ha acusado al presidente Torra, también crítico con Colau, de querer apropiarse las instituciones solo para el independentismo: "Patrimonializar las instituciones es una práctica peligrosa que puede conducir a la corrupción".