ERC tacha de "vergüenza del Estado" que el Supremo envíe a los acusados del 1-O al banquillo

412329.1.644.368.20181025141721
Vídeo de la noticia
Publicado 25/10/2018 14:17:21CET

BARCELONA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha considerado este jueves una "vergüenza del Estado" que el Tribunal Supremo envíe a juicio a los encausados por el proceso independentista del 1-O, al cerrar la instrucción.

"Un paso más que confirma que en ningún caso hay separación de poderes en el Estado, porque ya nos avisaron de que esto iría el día 2 (de noviembre) y por tanto las fechas cuadran perfectamente", ha explicado a los periodistas en referencia a las declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno.

La vicepresidenta Carmen Calvo ha explicado este jueves que los escritos de calificación estarán listos el 2 de noviembre, una información que se ha sabido también después al hacerse público el auto del Supremo, que pide a las partes presentar estos escritos en cinco días hábiles.

Para Sabrià, que las fechas cuadren y que el Gobierno las tenga de antemano --ha dicho-- es una muestra más de que "no hay separación de poderes" y critica que eso no es ninguna novedad.

"Los mismos que dicen que hay una superación de poderes, y que supuestamente no pueden intervenir. Queda clarísimo que esto no pasa y que, por tanto, no hay separación de poderes y, a la vez, que tendrían la capacidad de intervenir para parar todo esto que no ejercen", ha deplorado el republicano.

Al margen de la fecha en la que deben de presentarse los documentos, Sabrià ha dicho que no espera "nada bueno en ningún caso" escritos de calificación.

"Los juicios y los escritos esperamos que sean durísimos y absolutamente injustos", ha augurado, y ha reiterado que esos juicios no deberían celebrarse porque considera que no se ha cometido delito alguno.

LA PALABRA DE SÁNCHEZ

Tras la reunión del viernes del presidente de ERC, Oriol Junqueras, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, el propio Sabrià explicó que los republicanos quiere que el Gobierno inste a la Fiscalía a actuar en el asunto de los presos.

Pese a ello, Sabrià ha restado credibilidad a las palabras del miércoles presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recordando que, en 1994, el entonces portavoz de Justicia del PP, Federico Trillo, defendió una enmienda al Código Penal en que limitaba el delito de rebelión a militares o grupos armados.

Ha insistido en que la vía que debe adoptar el Gobierno para que ellos entren en negociaciones con el Ejecutivo central es la de los hechos, no las palabras: "Hemos explicado mil veces que el cambio del PP por los socialistas cambia las palabras, pero en ningún caso los hechos, y hoy tenemos una muestra más. Nada ha cambiado y la farsa continúa".