Un error de calibración en Ascó I aisla la ventilación de la sala de control

Actualizado 04/08/2008 21:33:52 CET

TARRAGONA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

La planta nuclear Ascó I, en Tarragona, funciona al 100% de su potencia tras registrar ayer un aislamiento de la ventilación en la sala de control por la activación de un sensor de la contención de la central debido a un error de calibración, según informaron fuentes de la Asociación Nuclear Ascó-Vandellòs (ANAV) a Europa Press.

Tras la parada para la limpieza de partículas en zonas no accesibles y la posterior puesta en marcha, Ascó I se encontraba funcionando con sólo una de las dos bombas de agua de alimentación por "vibraciones" en una de ellas, situación que ofrecía una potencia del 70%.

"De forma preventiva" los monitores de radiación del edificio de contención se encontraban calibrados al 70% de su potencia --cifra máxima que se puede alcanzar con una sola bomba de agua de alimentación-- y ayer, en el proceso de subida de potencia al 100% --con la otra bomba de agua de alimentación ya reparada--, el monitor ajustado a valores preparados para el 70% de la potencia produjo el aislamiento de la ventilación en la sala de control.

Dicho aislamiento facilita que las personas que se encuentran en la sala de control de la planta no se vean afectadas por una supuesta radiación. No obstante, el suceso notificable de ayer fue un asunto de "calibración".

Posteriormente, el titular de la central procedió a ajustar el monitor a los valores correspondientes (el 100%) a la plena potencia de la central e informó al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) del suceso en el plazo de 24 horas previsto.