Publicado 19/04/2021 18:40CET

Un estudio detecta anomalías en la estratificación de los lagos por el cambio climático

Plataforma de medida automática de la calidad del agua en el embalse de Sau (Vilanova de Sau, Barcelona). Entre otras variables, la plataforma hace seguimiento de la estratificación y el déficit de oxígeno en el agua.
Plataforma de medida automática de la calidad del agua en el embalse de Sau (Vilanova de Sau, Barcelona). Entre otras variables, la plataforma hace seguimiento de la estratificación y el déficit de oxígeno en el agua. - RAFAEL MARCÉ / ICRA

La variación en los patrones de mezcla del agua afecta a su calidad y oxigenación

BARCELONA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un estudio en el que ha participado el Institut Català de Recerca de l'Aigua (ICRA) ha detectado "por primera vez" cambios globales en los patrones de mezcla del agua y en la duración de los períodos de estratificación en lagos y embalses de todo el hemisferio Norte a causa del cambio climático, según un comunicado este lunes.

La investigación, que se acaba de publicar la revista científica 'Nature Communications', ha constatado que el periodo de estratificación --mezcla de las distintas capas de agua-- en estos lagos se ha alargado en algunos casos hasta un mes entero debido al calentamiento global, y afecta a la calidad del agua.

Cada primavera los lagos y embalses sufren una transformación invisible con consecuencias fundamentales para todos los usos del agua: sus aguas superficiales se calientan y en pocas semanas están tan calientes y han perdido tanta densidad que ya no pueden mezclarse con el agua fría del fondo.

"Esto puede parecer algo anecdótico, pero en realidad todo el funcionamiento del ecosistema y todos los usos que hacemos del agua están adaptados a la periodicidad de este fenómeno", ha afirmado el investigador del ICRA, Daniel Mercado, que ha simulado el comportamiento de 17.000 lagos y embalses con el supercomputador de ICRA, Undarius.

"Muchos lagos que ahora están bien oxigenados desarrollarán déficits de oxígeno, lo que expulsará especies de peces que no lo pueden tolerar", ha afirmado investigador del ICRA, Rafa Marcé, coordinador de la red de modelización internacional (ISIMIP Lake Impact Sector) que ha hecho posible este trabajo.

"Durante la estratificación, las capas profundas están aisladas de la atmósfera, y van agotando su contenido de oxígeno, que se puede llegar a agotar. El déficit de oxígeno tiene consecuencias muy negativas para el ecosistema y para la calidad del agua, y si la estratificación dura más estos problemas no hacen más que aumentar", ha añadido Marcé.

El experto ha lamentado que este problema pasa desapercibido para la mayoría de gente "porque, a diferencia de otros cambios como la floración de los cultivos o las migraciones de los animales, no tenemos una experiencia sensorial directa de lo que ocurre en el agua de los lagos" pero que, en realidad, tiene un gran impacto en la vida humana.

"La calidad del agua que usamos para beber y otros usos también se verá afectada por este déficit de oxígeno, lo que implicará gastar más recursos para poder disfrutar del agua con garantías", ha afirmado Marcé, que junto con Mercado, ha hecho un llamamiento para actuar ante este fenómeno.

Contador

Para leer más