El estudio sobre el impacto de El Corte Inglés en Tarragona costará unos 70.400 euros y durará medio año

Actualizado 09/11/2007 19:14:16 CET

TARRAGONA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El estudio sobre el impacto de la futura instalación de El Corte Inglés en Tarragona y alrededores tiene un presupuesto de unos 70.375 euros y se espera que esté elaborado en medio año.

Hoy se firmó el convenio para realizar este estudio. La Generalitat aportará 25.000 euros, el Ayuntamiento, unos 22.400; la Diputación, 11.600, y la Cámara de Comercio, 11.400.

La directora general de Comercio y presidenta del Comité Ejecutivo del Consorci de Promoció Comercial de Catalunya (COPCA), Dolors Batallé, explicó que se trata de realizar una prospección sobre la situación del comercio en Tarragona y alrededores ante la llegada de El Corte Inglés, así como de saber cómo mejorar el atractivo comercial de la ciudad, la relación con el comercio tradicional, y analizar los posibles cambios de hábito de los compradores.

Una vez elaborado el estudio, en unos seis meses, se incorporará un plan para consolidar el sector de la distribución comercial y los servicios que adecue las estrategias y las actuaciones a realizar a la nueva realidad comercial de la ciudad a partir de la implantación de El Corte Inglés.

PREVISIÓN DE ABRIR EN 2009.

En rueda de prensa en Tarragona, Batallé anunció que los grandes almacenes ya han formalizado su petición de instalarse en la ciudad presentando su solicitud de licencia comercial. De hecho, las previsiones son que el nuevo centro comercial, de más de 20.000 metros cuadrados, se inaugure en 2009.

Batallé también anunció la colaboración con las consellerias de Trabajo y de Educación para llevar a cabo actuaciones que fomenten la formación de personal para estos nuevos puestos de trabajo.

El presidente de la Cámara de Tarragona, Albert Abelló, incidió en la necesidad de que la ciudad "sea ambiciosa" comercialmente.

Además del impacto de El Corte Inglés, el estudio analizará los cambios que se podrán producir con la remodelación del Mercado Central de Tarragona, cuyas obras se prevé que duren unos cuatro años.