Fomento licitará una base de montaje en Girona para la línea del AVE Madrid-Barcelona-Frontera francesa

Actualizado 24/08/2007 18:34:55 CET

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros autorizó hoy al Ministerio de Fomento a licitar las obras de construcción de una base de montaje para la línea de Alta Velocidad con el recorrido Madrid-Barcelona-Frontera francesa en la provincia de Girona.

Las obras cuentan con un presupuesto de licitación que asciende a 22.488.897,89 euros y serán licitadas por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), entidad pública empresarial adscrita al Ministerio de Fomento.

El proyecto contempla las actuaciones necesarias para construir la base de montaje, que se instalará en el municipio gerundense de Sant Feliu de Buixalleu, así como la ejecución de tres zonas de acopio de balasto en los municipios de La Roca, Santa María de Palautordera y Riudarenes.

El objetivo de la base de montaje es concentrar la descarga, acopio y transferencia de material y montaje de la superestructura de la nueva línea de alta velocidad, además de servir de base de mantenimiento de vía, una vez la línea se encuentre en explotación.

LA BASE DE MONTAJE EN GIRONA.

La base de montaje tendrá una superficie rectangular y ocupará 9,2 hectáreas, con una longitud de unos 770 metros y un ancho medio de 120. La conexión de la vía de acceso a la base de montaje con la rasante de la línea de alta velocidad se realizará por el extremo noreste, a la altura del kilómetro 604,651.

En el extremo sur se conectará con la línea de ancho convencional Barcelona-Portbou, a la altura del kilómetro 167,879. Asimismo, el proyecto contempla un acceso específico por carretera mediante un paso superior de nueva construcción que conectará con la carretera C-35.

El Gobierno quiere mantener y reiterar su compromiso de impulsar la construcción de la línea de Alta Velocidad Madrid-Zaragoza-Barcelona-Frontera francesa a través de este proyecto, que supondrá una reducción del tiempo de viaje entre Madrid y la frontera francesa, un aumento de la seguridad con la adopción de tecnologías punta en los sistemas de conducción automática de trenes, así como el vallado a ambos lados de la vía y la ausencia de pasos a nivel.

En la misma línea, esta iniciativa incrementará la capacidad y regularidad de los trenes al disponer de doble vía en todo el trayecto, y aumentará el confort para los viajeros, al establecerse unas condiciones óptimas de rodadura.