Publicado 08/07/2020 12:11CET

Las fundaciones de salud gestionaron cerca de 270.000 altas hospitalarias en 2018

Fundació de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona (Archivo)
Fundació de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona (Archivo) - David Zorrakino - Europa Press - Archivo

BARCELONA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Coordinadora Catalana de Fundacions (CCF) ha elaborado un informe para conocer "la dimensión de las fundaciones en el sector de la salud y su peso real", en el que ha destacado que en 2018 gestionaron cerca de 270.000 altas hospitalarias, un 28,1% del total de altas en Catalunya.

Lo han explicado el presidente de la CCF, Pere-A. Fàbregas, y el presidente de la comisión de salud de la CCF y director general de la Fundació Sant Andreu de Manresa (Barcelona), Manel Valls, en el marco de la presentación del informe 'Las fundaciones de salud, pieza clave de la sanidad catalana'.

Valls ha destacado que entre "una cuarta y una tercera parte del sector sanitario catalán está en manos de las fundaciones" en materia de personal, ingresos, equipamientos y atención.

En concreto, las fundaciones de salud en 2018 disponían de 6.292 camas hospitalarias (17,6% del total del sector sanitario) y 188 quirófanos (24,6%), contaban con 24.824 trabajadores (25,5%) realizaron 211.483 intervenciones (19,6%) y atendieron 1.661.624 de urgencias (33,8%).

Fàbregas ha reivindicado el papel del sector fundacional dentro de la sanidad catalana: "Las cifras muestran que la aportación de las fundaciones es, a día de hoy, indispensable para el funcionamiento de la sanidad en Catalunya".

Por ámbitos de actuación, en Catalunya hay un 55,6% de fundaciones de salud dedicadas a la atención hospitalaria, un 57,8% a la sociosanitaria, un 31,1% a la relacionada con la salud mental y un 20% a la atención primaria, teniendo en cuenta que casi la mitad de las fundaciones actúan en múltiples campos a la vez.

Sobre el papel de las fundaciones durante la pandemia de coronavirus, Fàbregas ha explicado que las fundaciones de salud "han seguido la misma dinámica que el resto de instituciones sanitarias del país", y ha subrayado que aquellas dedicadas a la cultura han sufrido mayores consecuencias.

Valls ha subrayado la historia y trayectoria de la fundaciones de salud con raíces del 1260, de la Fundació Sant Andreu de Manresa (Barcelona); el 1170, del Hospital de Sant Celoni (Barcelona); el 1401, de la Fundació de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona; y el 1465, del Hospital de Sant Pau i Santa Tecla de Tarragona, entre otros.