La Generalitat y la AMB invertirán 39 millones en urbanizar parte de la C-245

Publicado 28/11/2019 13:54:00CET
El vicepresidente del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), el alcalde Antoni Balmón, junto al conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, y al presidente de Infraestructures.Cat, Joan Jaume Oms.
El vicepresidente del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), el alcalde Antoni Balmón, junto al conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, y al presidente de Infraestructures.Cat, Joan Jaume Oms. - EUROPA PRESS

La actuación incluirá la construcción de un carril bus y un carril bici

BARCELONA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Generalitat y el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) invertirán 39 millones de euros en un proyecto que mejorará la integración urbana y la movilidad en el tramo de la carretera C-245, que conecta los municipios de Cornellà, Sant Boi, Viladecans, Gavà y Castelldefels (Barcelona), y que incluirá la construcción de un carril bus y un carril bici.

Lo han explicado este jueves en rueda de prensa el conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet; el vicepresidente del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), el alcalde Antoni Balmón, y el presidente de Infraestructures.cat, Joan Jaume Oms.

Se trata de una actuación colaborativa entre la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad, el AMB, los ayuntamientos de los municipios afectados y la empresa pública Infraestructures.cat, que comportará una inversión de 10 millones por parte de la Generalitat y 29 millones, por parte de la AMB.

Se prevé que las obras, que tienen como objetivo convertir la antigua carretera comarcal en un espacio urbano y metropolitano en una longitud de 13 kilómetros, se licitarán en las próximas semanas y comenzarán el próximo verano, en un plazo previsto de 24 meses.

EMERGENCIA CLIMÁTICA

El conseller de Territorio y Sostenibilidad ha asegurado que este trabajo se lleva a cabo "en un contexto de emergencia climática", y ha afirmado que gracias a este proyecto se retirarán aproximadamente 425 vehículos al día, lo que equivale a 291 toneladas de CO2 al año.

También ha dicho que una vez finalizada la obra, la línea de bus comenzará a circular con autobuses híbridos, y posteriormente pasará a funcionar de manera permanente con autobuses eléctricos articulados con carga por pantógrafo.

Con la implantación de esta nueva línea de bus, la AMB espera un incremento del 10% de viajeros de transporte público y calcula que podrá llegar a ser utilizada por 2,5 millones de pasajeros cada año, lo que contribuirá a "calidad del aire en la región metropolitana de Barcelona".

Contador