La Generalitat inicia una campaña de sensibilización para proteger a los urogallos

Publicado 18/02/2019 13:26:46CET

La mayoría de las poblaciones se encuentran en bosques de pino negro y en la zona alta de pinares de pino silvestre

LLEIDA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Territorio y Sostenibilid de la Generalitat, en colaboración con la entidad Paisatges Vius, ha iniciado una campaña divulgativa para dar a conocer la fragilidad del urogallo y divulgar buenas prácticas a la hora de convivir con esta especie amenazada, que en Catalunya se concentra sobre todo en el Parc Natural de l'Alt Pirineu.

El Parc Natural de l'Alt Pirineu ha editado carteles informativos para instalar en las estaciones de esquí como Port Ainé, en el marco de un convenio de colaboración entre el departamento y FGC para promover acciones conjuntas que potencien la conservación del entorno, ha informado la Conselleria este lunes en un comunicado.

En los Pirineos la mayoría de las poblaciones se encuentran en bosques de pino negro y en la zona alta de los pinares de pino silvestre entre 1.600 y 2.200 metros de altura.

Durante la época de reproducción necesitan zonas con un denso sotobosque de arbustos como el arándano o el enebro y durante el invierno utilizan bosques relativamente maduros en su cota más alta.

Según la Conselleria, pronto se instalarán carteles divulgativos sobre el urogallo a otras estaciones de esquí nórdico y alpino, como Espot (dentro del convenio con FGC) y Guils-Fontanera.

Además, se trabajará para instalarlos el próximo otoño en las estaciones de Sant Joan de l'Erm, Virós-Vall Ferrera y Tavascan.

Una de las causas de esta disminución es la interacción con la actividad humana, especialmente vinculada con el esquí, raquetas de nieve, el excursionismo, la circulación motorizada, BTT, carreras de montaña y la recolección de setas.

La entidad Paisatges Vius trabaja paralelamente en una campaña de sensibilización sobre esta especie, con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el departamento de Territorio y Sostenibilidad, con el fin de hacer más compatibles estas actividades con la conservación de la especie.

Al mismo tiempo, la entidad establece acuerdos de custodia con propietarios de fincas privadas para evitar una gestión que vaya en detrimento de la conservación del urogallo y al mismo tiempo reducir impactos y amenazas, como la retirada de hilados de espinas, la señalización de hilados ganaderos o la regulación del acceso de vehículos motorizado en zonas sensibles.

La población del Parque Natural del Alt Pirineu se estimó, en 2015, en unos 120 machos adultos, que representan un tercio de la población catalana y un 20% de los machos de toda la península Ibérica.

Los datos de los últimos censos indican que entre 2005 y 2015 la población en el Parque Natural del Alt Pirineu ha disminuido cerca de un 20%, pasando de los cerca de 150 machos en 2005 a cerca de 120 machos en 2015.

En cuanto a todo el Pirineo catalán, ha experimentado una regresión de cerca del 30% en 10 años, de los cerca de 550 machos censados en el año 2005 la población ha disminuido hasta los cerca de 360 machos, por lo que los machos censados en Cataluña no llegan a los 400 ejemplares.

Por comarcas, la situación más grave se encuentra en la Cerdanya donde la reducción de efectivos ha sido del 71%, seguida del Alt Urgell, con una redució de un 55%, y el Valle de Arán, de un 50%.

En el resto de comarcas, las reducciones son menores, entre el 10 y el 20% en el Pallars Jussà y el Ripollès, o presentan una situación de cierta estabilidad en la Alta Ribagorça y el Berguedà.