Actualizado 16/03/2009 16:41 CET

La Generalitat ha recibido 1.500 denuncias por incumplimiento de la ley de política lingüística en la hostelería

BARCELONA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Turismo de la Generalitat hará esta semana 500 inspecciones a establecimientos turísticos catalanes tras haber recibido 1.500 denuncias por incumplimiento de la ley de política lingüística en este sector.

Según informó hoy la Generalitat, 22 inspectores llevarán a cabo esta campaña informativa, en la que se analizará el cumplimiento de diversos aspectos de la ley, es decir, si han rotulado al menos en catalán y si al menos una persona de la plantilla entiende el catalán.

Dentro de tres meses se empezará a sancionar a los locales que sigan incumpliendo la ley, con multas de entre 300 y 600 euros por cada infracción.

La iniciativa se incluye en las actuaciones de divulgación, información y formación impulsadas por la conselleria de Innovación, Universidades y Empresa, como el Programa para la Restauración Orientado a la Formación Integral de los Trabajadores (Profit).