La Girocleta se pondrá en marcha el próximo 25 de septiembre

Actualizado 07/09/2009 16:04:24 CET

GIRONA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El servicio de transporte público de bicicleta de la ciudad de Girona, la Girocleta, se pondrá en funcionamiento el 25 de septiembre, aunque desde el día 15 de este mes, los usuarios interesados podrán inscribirse en el servicio. La Girocleta tendrá un total de 160 bicicletas, con 200 aparcamientos en ocho estaciones y con una tarifa anual de 30 euros.

Este servicio estará disponible los 365 días del año. Los días laborables se podrán utilizar bicicletas desde las 06.30 hasta las 22.30 horas, mientras que los sábados y festivos el horario será de 08.00 a las 22.30 horas. Fuera de estos horarios solamente estará permitido devolver las bicicletas. Toda la información del servicio podrá consultarse a partir de mañana en la web www.girocleta.cat

La concejala de Movilidad, Isabel Salamaña, insistió hoy en definir el servicio como algo "colectivo y comunitario" para todas aquellas personas que necesiten "hacer un encargo, ir a comprar o moverse por la ciudad". "La Girocleta no servirá para los usuarios de un día, no está pensada para usuarios esporádicos ni turistas", remarcó.

Por este motivo, desde el mismo consistorio iniciarán una campaña para promocionar el uso de la bicicleta particular entre los habitantes de Girona. "El servicio está pensado, principalmente, para aquellas personas que viven fuera de la ciudad y vienen cada día a trabajar o estudiar", apuntó la concejala.

Además, para promocionar el uso de la bicicleta, tanto privada como pública, el ayuntamiento está trabajando para conseguir el máximo número de calles habilitadas como zona 30, "como un espacio que tendrán que compartir coches, motos y bicicletas", definió Salamaña. La concejala reconoció que Girona cuenta con unas calles muy estrechas y que es prácticamente imposible poder segregar la calzada en carril bici y carril para automóviles. Actualmente, la ciudad cuenta ya con unas 110 calles con limitación a 30 kilómetros/hora y carteles de respeto hacia las bicicletas.

Las bicicletas de la Girocleta serán de los colores característicos de los diferentes logotipos de la ciudad, rojo, amarillo y verde. Salamaña señaló que serán bicicletas "confortables, muy parecidas a las de paseo normal, pero con ruedas grandes". La concejala se mostró ilusionada con el proyecto y aseguró que los primeros meses serán de prueba y servirán "para ajustar todo lo que sea necesario para conseguir el mejor servicio para los usuarios". El consistorio no descarta efectuar algún cambio tanto de número de bicicletas como de la ubicación de las estaciones, por ejemplo, en caso que sea necesario.

La puesta en marcha de la Girocleta ha supuesto una inversión de 170.000 euros, y la empresa concesionario del servicio, Transportes Municipales del Gironès (TMG), calcula que el mantenimiento de las bicicletas y estaciones supondrá un gasto de 200.000 euros al año.