21 de febrero de 2020
 

Hoteleros de la Costa Daurada creen que "pagarán justos por pecadores" si se anula la T-10 en verano

Publicado 16/01/2014 21:51:43CET

TARRAGONA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda y la Asociación de Agencias de Viajes de la Costa Daurada han considerado que "pagarán justos por pecadores" si se aplica la medida en estudio de anular la validez de la T-10 en municipios turísticos de la Costa Daurada en verano para evitar abusos de touroperadores.

"Hay una empresa de transporte que hace un uso poco ético con la venta de tarjetas, pero en ningún caso se trata de empresas turísticas en plural. Por culpa de esta empresa de transportes habrá usuarios que se verán perjudicados y al final pagarán justos por pecadores", ha sostenido el presidente de la asociación hotelera, Eduard Farriol, en un comunicado este jueves.

Por su parte, el presidente de la asociación de agencias de viajes, José Luis Túnez, ha asegurado haber transmitido al Govern que "la única picaresca que existe es la de la propia empresa adjudicataria de la explotación de las líneas de transporte".

Ambos han dejado claro que la T-10 es un bien social para los usuarios de Salou, Cambrils y La Pineda, pero debería ser de uso restringido para las personas que acrediten que son vecinos y se puedan beneficiar así de los descuentos: "El problema es que la empresa adjudicataria aplicaba los descuentos subvencionados de forma indiscriminada a turistas y no residentes".

Asimismo, han sostenido que, desde hace tiempo, los touroperadores trabajan con empresas de transporte que "no tienen nada que ver con la empresa que tenía los privilegios de vender la T-10".

El Consorcio del Transporte Público del Camp de Tarragona --con representantes de la Generalitat y de los ayuntamientos y consejos comarcales-- aprobó en diciembre por unanimidad las tarifas para 2014, que incluyen que en el periodo no lectivo del 21 de junio al 11 de septiembre, solo se podrán validar los títulos T-Mes, T-50/30, T-FM/FN 70/90 y T-12 en viajes validados en Cambrils, Salou y Vila-seca, según publicó el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) el 27 de diciembre.

Fuentes de la Conselleria de Territorio han señalado a Europa Press que se trata de una medida en estudio, que ya se incluyó en el texto para tener "cobertura legal", pero que finalmente se puede descartar la idea o aplicarla a más municipios.

Y es que el Govern ha detectado compras masivas de T-10 por parte de touroperadores, que benefician así a los turistas de una subvención del 50% en cada viaje, lo que supone un coste para las arcas públicas catalanas de un millón de euros cada verano.