Ignasi Puig (Cicac) cree que "no hay un delito de rebelión" en el proceso soberanista

Publicado 03/02/2019 9:58:49CET
David Zorrakino - Europa Press

Defiende que los presos puedan estar en libertad o semilibertad durante el juicio

BARCELONA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consell de l'Advocacia Catalana (Cicac), Ignasi Puig, ha considerado que "no hay un delito de rebelión" al no haberse producido violencia en el proceso soberanista, por el que están acusados los nueve líderes independentistas que serán juzgados a partir del 12 de febrero en el Tribunal Supremo.

"Pienso que no hay delito de rebelión porque falta, para mí, el elemento en el que una actitud violenta puede doblegar un estado de derecho, y yo pienso que esto no ha existido en ningún momento", ha argumentado Puig en una entrevista de Europa Press.

El presidente de la abogacía catalana ha afirmado: "Esto es un relato que se ha creado desde Fiscalía y que lógicamente yo no comparto", y ha insistido en que no ve que se haya cometido el delito de rebelión tal como está redactado el Código Penal actual.

Ha considerado que se puede analizar si se cometieron delitos como el de desobediencia o la malversación: "Entiendo que sería lo normal a lo que podrían enfrentarse los inculpados en esta causa, pero pienso que los delitos que les imputa la Fiscalía no tienen razón de ser".

PRISIÓN PREVENTIVA

Puig ha apuntado a que "la decisión más acertada" sería que los nueve presos preventivos pudieran estar en un régimen de libertad o de semilibertad y sentados al lado de sus abogados durante el juicio.

Según él, este tipo de medidas para poder reunirse adecuadamente con su abogado y enfrentar el juicio son "un derecho fundamental" para personas acusadas de un delito tan grave y que se enfrentan a elevadas penas de cárcel.

"La prisión preventiva es una medida excepcional que está en manos del juez para determinadas situaciones, y en cambio aquí da la impresión de que realmente con la prisión preventiva lo que se pretende es castigar", ha criticado.

Preguntado sobre si cree que será un juicio político, ha recalcado: "Como jurista debo entender que no será un juicio político, porque debo tener confianza en el sistema judicial que enjuiciará a estas personas. Lo veremos en el día a día durante las semanas que pueda durar el juicio".

JUDICIALIZACIÓN

El también decano del Colegio de Abogados de Terrassa (Barcelona) ha lamentado la judicialización de la política: "La política son pactos, son consensos, y a partir de aquí los políticos han de hablar y han de intentar, a través del máximo de consenso, tirar adelante sus iniciativas".

"Querer trasladar los problemas de la política a los juzgados es un flaco favor que pienso que determinadas fuerzas políticas no deberían haber hecho. La judicialización de la política es uno de los grandes pecados que han cometido determinadas fuerzas políticas", ha valorado.

Para leer más