Jordi Sànchez sobre JxCat: "Mienten los que dicen que será el centro derecha independentista"

Publicado 24/08/2019 9:44:45CET
El diputado de JxCat suspendido en el Congreso Jordi Sànchez sale del Congreso de los Diputados (archivo)
El diputado de JxCat suspendido en el Congreso Jordi Sànchez sale del Congreso de los Diputados (archivo) - Marta Fernández Jara - Europa Press - Archivo

   Reivindica la Crida y no cree que Mas tenga intención de ser candidato en futuras elecciones

   LLEDONERS (BARCELONA), 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El diputado de JxCat suspendido en el Congreso Jordi Sànchez ha llamado a reordenar el espacio que representa JxCat, PDeCAT y la Crida Nacional per la República para encarar la nueva etapa que vislumbra tras la próxima sentencia del Tribunal Supremo (TS) a los líderes independentistas, y advierte de que "mienten los que dicen que será el espacio del centro derecha independentista".

   En una entrevista de Europa Press desde la cárcel de Lledoners, considera que la reordenación del espacio político de JxCat debe servir para impulsar una organización "radicalmente democrática, eficaz y previsible" en su acción política.

   "No se trata de hacer un partido en el sentido tradicional", ha apuntado Sànchez, argumentando que dentro de JxCat convivirán personas ideológicamente plurales.

   Por ello, avisa de que se equivocarán los que busquen la hegemonía de cualquier ideología en JxCat, y cree que la reordenación del espacio debe estar encarrilada antes de terminar este año y "bien resuelto" antes de la próxima primavera.

   Sobre el papel que debe jugar el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en este proceso, Sànchez cree que será el que él quiera "como corresponde a la persona que ejerce el liderazgo natural de este proyecto".

   "No dudo que, si fuera por el electorado y por la bases de lo que acabará siendo JxCat, Puigdemont tendrá las máximas responsabilidades", ha sentenciado el también expresidente de la ANC.

   En relación a la figura del expresidente de la Generalitat Artur Mas, cree que "no tiene intención de encabezar ninguna lista" en unas futuras elecciones, aunque ha descartado que sea el momento de hablar de candidatos y de listas.

   PDeCAT: PROCESO DE REFLEXIÓN

   Al preguntársele por si el PDeCAT debe disolverse en el marco de JxCat, ha asegurado que el partido que preside David Bonvehí está realizando su proceso de reflexión, y ha confiado en que su dirección y militancia "sabrán valorar lo que es mejor para ser leales y más útiles al proyecto de una Catalunya independiente".

   También ha reivindicado la Crida, movimiento político que preside, destacando que sigue su camino "con discreción y sin abrir polémicas, que tanto gustan a algunos".

   Según Sànchez, el ciclo electoral de este año ha obligado a la Crida "a ser especialmente discreta para evitar confusiones, pero, pese a ello, va tejiendo en todas las comarcas el crecimiento de un proyecto político que cree que la máxima transversalidad es la mejor manera de seguir defendiendo, después del 1-O, que Catalunya pueda ejercer de manera eficaz el derecho a la autodeterminación".

   Para él es imprescindible dar cohesión y estrategia política a JxCat, un proyecto "que nació con el compromiso de mantener la voz del 1-O", algo que considera necesario que pase en el movimiento independentista en general.

DIADA

   Sobre la Diada del 11 de septiembre, confía en que será, "una vez más, un clamor inmenso por la unidad y la independencia", y no teme que se convierta en una movilización del independentismo contra los partidos.

   Ante las críticas de dirigentes de ERC por la estrategia de los últimos meses de la ANC, Sànchez considera que son "innecesarias", sin querer añadir más leña al fuego, precisa.

   También ha emplazado a la ANC y Òmnium Cultural a diseñar y liderar la respuesta al fallo del Supremo contra los líderes independentistas, y pide que los ciudadanos confíen en estas entidades porque "encontrarán el tono y la intensidad adecuada".

   "Invito a la ANC y Òmnium a tener ambición en la respuesta si se quiere traspasar fronteras y hacer visible al mundo la humillación que para mucha gente representará una sentencia condenatoria", ha resaltado.

   Aunque no ha querido precisar en qué podría consistir la respuesta a la sentencia, espera que haya un "tsunami democrático" si es injusta porque, a su juicio, el Estado y una parte de la opinión pública internacional medirán la indignación y el rechazo al fallo en función de la reacción que haya.

Para leer más