Jordi Sànchez no ve una investidura de Puigdemont porque ya se intentó y no tuvieron apoyo de ERC

Publicado 13/09/2019 10:27:09CET
Jordi Sànchez en el judici pel procés al Tribunal Suprem.
Jordi Sànchez en el judici pel procés al Tribunal Suprem.SEÑAL DE TV DEL TRIBUNAL SUPREMO - Archivo

   Junqueras pide dar "solo los pasos" que acerquen al objetivo de la independencia

   BARCELONA, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El expresidente de la ANC y expresidente de JxCat en el Parlament, Jordi Sànchez, ha explicado este viernes que no ve un nuevo intento de investidura del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont: "El momento de intentar la investidura del presidente Puigdemont fue el 30 de enero de 2018. JxCat lo intentó, pero no tuvimos el apoyo de nuestros socios".

    Así lo ha expresado en una entrevista por escrito de TV3 recogida por Europa Press realizada desde la cárcel de Lledoners (Barcelona), en referencia al pleno de investidura que el presidente del Parlament, Roger Torrent, acabó suspendiendo y al que solo acudió la CUP, en la que también ha dicho que ahora "su estrategia pasa por adquirir el acta de eurodiputado y eso es incompatible con cualquier otra opción".

   En la misma entrevista también han realizado una serie de preguntas al presidente de ERC, Oriol Junqueras, y al de Òmnium, Jordi Cuixart, y sobre Puigdemont, el líder republicano ha respondido: "Tenemos que hacer solo los pasos que nos acerquen a nuestro objetivo que es la independencia de Catalunya".

   El nuevo intento de investidura de Puigdemont ha surgido como posibilidad de respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo contra los dirigentes encarcelados por impulsar el 1-O, y Junqueras ha apostado por la que genere más "consenso y ayude a crear grandes mayorías" en la línea de lo sucedido el 3 de octubre de 2017 cuando se convocó un 'paro de país'.

   Preguntado por si cree que como respuesta es mejor un adelanto electoral o la constitución de un gobierno de concentración, ha insistido en que la mejor respuesta es la que genere el consenso mayoritario y que, además, "permita fortalecer las instituciones que los poderes del Estado querrán debilitar".

   "En ese sentido, las dos opciones se podrían hacer, pero habrá que ver qué respuesta somos capaces de consensuar entre todos los actores del movimiento independentista y soberanista para caminar hacia mayorías que se acerquen al 3-O", ha insistido Junqueras.

   Tras los actos y las manifestaciones de la Diada, el líder de ERC dice sentirse orgulloso de la respuesta de la gente, que ha calificado de masiva, ha destacado que una de las demandas que más se realizó es la de la unidad estratégica y se ha mostrado convencido de que "en las próximas semanas se avanzará en este sentido".

   Para Sànchez, la respuesta tiene que ser "unitaria" porque considera que si lo es tendrá más recorrido y para ello pide que se debata primero entre los partidos y las entidades antes de trasladarla a los medios de comunicación.

   Ha pedido discreción, dar una oportunidad a la unidad de los partidos y ha advertido: "Decidamos qué queremos que pase y después ya veremos si unas elecciones son un buen instrumento o una pésima idea".

   Para Cuixart, ese debate es superfluo y ha llamado a los partidos a preguntarse '¿Para hacer qué?', antes de afirmar que Òmnium dará apoyo a todo lo que genere el máximo consenso entre las partes y que la respuesta debe ser "propositiva, que la entienda todo el mundo, coherente y donde se asuman plenamente las consecuencias y, a la vez, que no se deje a nadie por el camino".

DESOBEDIENCIA

    Sobre cómo se debe concretar la desobediencia civil que defienden y si deben ejercerla las instituciones, Sànchez ha contestado que esa desobediencia requiere de la asunción de riesgos personales y ha concretado: "Podemos desobedecer los políticos, no las instituciones".

   Por su parte, Junqueras ha asegurado que ERC siempre ha defendido "todas las herramientas pacíficas y democráticas para conseguir el objetivo de la independencia y hacer posible la república".

Contador