El Mag Lari pide cinco años de cárcel para su exsocio por presuntamente apropiarse 145.00 euros

El Mag Lari junto a su abogado
EUROPA PRESS
Publicado 19/12/2018 16:18:24CET

"En el tema económico soy bastante malo a la par que despreocupado. He aprendido", afirma el artista en el juicio

LLEIDA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El abogado del Mag Lari, Antonio Alcaide, y la Fiscalía de Lleida han pedido este miércoles en el juicio que se ha celebrado en la Audiencia de Lleida cinco años de cárcel y el pago al artista de 145.000 euros para el exsocio del mago, P.V. por un presunto delito de apropiación indebida.

Fiscalía y el abogado del mago sostienen que el acusado, que fue despedido en 2014 de Mag Lari S.L., sacaba dinero de la cuenta de la empresa en ventanilla, en cajeros automáticos y pagaba sus gastos personales como productos de farmacia, tabaco, trabajos de jardinería o el mantenimiento de la piscina de su casa de Golmés (Lleida).

El acusado ha contado que tenía la confianza del que fue su socio, del que ha dicho que en un tiempo fueron como "uña y carne y que en ocasiones le aconsejaba como un padre" y que ese dinero lo utilizó para pagos de la empresa y gastos personales del artista, circunstancias que Lari ha negado apuntando que en alguna compra como una máquina de gimnasio personal llegó a preguntarle al acusado con qué tarjeta tenía que pagar.

Josep Maria Lari 'Mag Lari' ha coincidido con su exsocio en que tenía en él plena confianza ya que, mientras el artista se encargaba del espectáculo, las cuestiones económicas las gestionaba P.V., que tenía llave de su buzón de correo

La desconfianza llegó cuando estando en su casa recibió la notificación de un embargo de Hacienda y comprobó que faltaban algunos pagos y después él mismo fue a la Tesorería de la Seguridad Social en Lleida y descubrió que había una deuda de 30.000 euros, ha explicado.

"Nos conocimos, era una relación de amistad y él me propuso ser mi manager cuando yo era muy jovencito, casi crecimos juntos a nivel artístico, confiaba en él hasta el extremo de que no me tenía que preocupar de nada", ha afirmado respondiendo a preguntas de la Fiscalía.

El Mag Lari, que le dio poderes a P.V. ha contado que él "era administrador sin saber lo que significaba, la empresa llevaba mi nombre, ahora he visto que ha sido un error, ahora que sé lo que es ser administrador, no actuaba como tal".

"En el tema económico soy bastante malo a la par que despreocupado. He aprendido, en esa época, estaba muy claro el trabajo de cada uno" ha afirmado.

En el juicio ha explicado que de esta empresa él tenía un sueldo de "mil y pico euros" y que su exsocio, que ha contado que cobraba brutos unos 3.000, siempre le decía que las cuentas iban bien.

También ha dicho el artista que desde que no tiene relación con el acusado su situación ha mejorado: "Desde que P.V. ha salido de mi vida todo ha ido bien, el dinero no ha desaparecido".

A modo de ejemplo de dinero sacado de la cuenta para asuntos personales, el letrado del artista ha citado un reintegro de 5.000 euros el 31 de diciembre de 2013, un día en el que la empresa no tenía gastos.

Por su parte, el abogado del acusado ha pedido sentencia absolutoria argumentando que no se ha podido acreditar que su representado, que fue despedido de la empresa en 2014 haya gastado el dinero que sacaba en ventanilla o cajero en gastos personales y que parte del dinero se destinaba a pagar gastos de los espectáculos en efectivo.

El perito ha explicado que desde el criterio de prudencia, se puede acreditar que el acusado se ha apropiado de 145.000 euros, de los que unos 48.000 corresponden a reintegros en ventanilla, otros 62.000 en cajeros y 27.000 más con tarjeta.

Contador