Mas tacha a Aznar de 'panzer' y recuerda que Rajoy recogió firmas contra el Estatut

Actualizado 16/10/2015 11:28:03 CET
Artur Mas se declara
Foto: EUROPAPRESS

BARCELONA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Cree que un cambio de Gobierno no garantiza una solución para Catalunya

BARCELONA, 16 (EUROPA PRESS)

El presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, ha defendido este viernes el pacto del Majestic que CDC y PP firmaron en 1996, aunque ha reconocido que tras conseguir la mayoría absoluta, el entonces presidente el Gobierno José María Aznar se convirtió en un 'panzer' "que arrasó con todo", y ha recordado que, pese a opinar que el actual presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy no es lo mismo, fue el que recogió firmas contra el Estatut.

En una entrevista de Rac1 recogida por Europa Press, ha aclarado que el pactó del Majestic "en su momento sirvió para que Catalunya ganara autogobierno" y ha recordado que fue Aznar, a petición de CiU, el que obró la supresión de los gobernadores civiles y terminó con el servicio militar obligatorio.

"Después, cuando tuvo mayoría absoluta dejó de hablar en catalán en la intimidad y salió el Aznar de verdad. Era un 'panzer' que arrasaba con todo. Rajoy es diferente pero recogió las firmas contra el Estatut", ha indicado.

Para Mas, un cambio de color político en Moncloa no garantiza que los anhelos que, a su juicio, los catalanes mostraron en las urnas el 27S puedan llevarse a cabo, gane quien gane las generales.

"Hace años el presidente era José Luis Rodríguez Zapatero. Se pactó un Estatut con él y el PP desde la oposición consiguió cargárselo", ha recordado el presidente, que ha matizado que lo que necesita España no es sólo un cambio de Gobierno, sino un cambio de mentalidad.

9N Y DESOBEDENCIA

Sobre su imputación por convocar la consulta del 9N, ha considerado que se trata de una cuestión política, como, a su juicio, demuestra la falta de acuerdo entre los fiscales catalanes con la Fiscalía General del Estado, y no ha descartado que el caso termine en el Tribunal Supremo en Madrid.

Sobre si desobedecería una sentencia de inhabilitación, ha respondido que si esta llega de un tribunal en Madrid cuando Catalunya ya sea un estado independiente tendrá poca relevancia, y ha descartado que suceda en los próximos días porque "la justicia catalana y española tienen el juicio suficiente y la independencia para calibrar lo que ha significado el 9N", por lo que cree que no le impondrán una inhabilitación cautelar como solicita Manos limpias, acusación particular en el proceso.

Ha afirmado que, en todo caso, el Gobierno sí ha hecho actos "reiterados" de desobediencia de la Constitución y ha puesto como ejemplo 13 sentencias del TC en las que se dicta que lo recaudado en la casilla para la Iglesia o para fines sociales en la declaración de la Renta --el 0,7%-- deben gestionarlo las comunidades autónomas: "Las han incumplido todas".

También ha apuntado que mientras se llevaba a cabo lo que hoy se tacha por algunos de desobediencia --la consulta--, ni fiscales ni jueces actuaron para impedirlo, y ha dicho el TC no contestó a la pregunta que el Govern realizó sobre si se estaba cometiendo una ilegalidad.

"REBAJAR EL CLIMA" TRAS EL 20D

Pese a todo, ha reconocido que lo deseable el 20D es que no haya mayorías absolutas de fuerzas estatales y que "cualquier arquitectura de votos en Madrid sea lo más plural posible para rebajar el clima y que haya distensión para que se pueda hablar de las cosas con normalidad".

Ha afirmado que seguirá adelante con la hoja de ruta de Junts pel sí, pero que si en ese camino el nuevo Gobierno les pide sentarse a hablar, escucharán la propuesta para hacer posible lo que Junts pel sí interpreta que dictaron las urnas.

"Si el problema es que no hemos llagado al 50%, lo hablaremos, pero tendrán que reconocer ese 48%" favorable a la independencia, ha añadido.

Para leer más