Mauri (Òmnium) ve el juicio a Téllez como una muestra de la "farsa del Estado"

El vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri
EUROPA PRESS
Actualizado 10/01/2019 10:57:56 CET

Téllez reivindica que "juzgan a la libertad de expresión"

BARCELONA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, ha sostenido que el juicio al concejal de Guanyem Badalona José Téllez "forma parte de la farsa del Estado español persiguiendo la disidencia política y las libertades fundamentales".

Lo ha dicho este jueves en declaraciones a los medios desde la Ciudad de la Justicia, después de acompañar a Téllez a declarar.

Mauri ha defendido que lo que hizo Téllez fue "preservar la libertad de expresión" y mediar para que los ciudadanos pudieran ejercer este derecho.

Asimismo, ha reivindicado que, igual que en el caso del 1-O, volverían a hacer lo mismo: "Lo hicimos, lo volveríamos a hacer y lo volveremos a hacer".

"En un Estado donde por poner carteles en la calle en los que pone democracia puedes acabar en el juzgado, quiere decir que alguna cosa funciona muy mal", y ha añadido que lo seguirán defendiendo donde haga falta.

CONCENTRACIÓN DE APOYO

Una cincuentena de personas se han concentrado a las puertas de la Ciudad de la Justicia para dar apoyo a Téllez con la pancarta 'La libertad de expresión a juicio. José nunca caminarás solo'.

Téllez ha llegado acompañado de Mauri, la exalcaldesa de Badalona Dolors Sabater, el concejal de Barcelona Jaume Asens y la exdiputada Mireia Boya, y los concentrados han gritado consignas como 'Ni un paso atrás', 'Libertad' y 'No estás solo'.

El concejal se ha dirigido a ellos agradeciéndoles su apoyo y ha asegurado que afronta el juicio "súper tranquilo" porque tiene la conciencia tranquila.

"No me juzgan a mí, juzgan a la libertad de expresión", ha destacado, y ha asegurado que no ha hecho nada mal.

El juicio este jueves a Téllez es por un presunto delito de desobediencia al intervenir cuando la Policía Local de Badalona incautó unos carteles independentistas y Téllez los volvió a coger de un coche patrulla.

Contador