Médicos piden un "gran observatorio" catalán contra agresiones sanitarias

Publicado 04/04/2015 10:22:13CET

En 2014 se abrieron 46 expedientes por agresión a médicos

BARCELONA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB) ha reclamado la creación de un "gran observatorio" catalán que evalúe las agresiones a profesionales sanitarios y permita poner medidas para acabar con la violencia practicada a los profesionales de la salud.

Lo ha explicado el director del Área de Praxis del COMB, Josep Arimany, en una entrevista de Europa Press, en que ha destacado la necesidad de combatir una lacra que afecta a todos los estamentos sanitarios y sobre la que ha reivindicado "tolerancia 0".

Arimany ha pedido colaboración al Colegio Oficial de Enfermería de Barcelona (COIB), a la Conselleria de Salud de la Generalitat y demás estamentos del sistema sanitario para tirar adelante el proyecto.

"La Junta de Gobierno del COMB está muy preocupada por las agresiones a los médicos y profesionales de la salud", y ha dicho que, pese a que las cifras de agresiones registradas en el colegio permanecen estables, suponen solo la punta de un iceberg que ha pedido visibilizar.

En 2014 se abrieron 46 expedientes por agresión a médicos de la capital catalana, de las cuales 9 --el 28%-- se tramitaron por vía judicial, mientras que en 2013 se abrieron 43 expedientes por violencia física o verbal.

"Que las cifras sean estables no significa que sean reales", porque no todas las agresiones se denuncian, ha observado Arimany, que ha destacado que la Unidad contra la violencia a los Médicos del COMB recibe felicitaciones de todo el Estado.

ATENCIÓN INTEGRAL

La unidad asesora al médico a nivel jurídico, de seguridad y psicológico en caso de que sea necesario en el marco de un "acompañamiento integral" al facultativo afectado por una agresión, generalmente de tipo verbal y de amenazas.

Las áreas de urgencias, psiquiatría, evaluación sanitaria y bajas y atención primaria suelen ser las más sensibles y proclives a situaciones de violencia, ha explicado Arimany, quien ha señalado que los médicos suelen recibir cursos sobre habilidades comunicativas en casos de tensión.