Publicado 07/12/2016 14:35CET

El mercado organizado de gas en España proporciona estabilidad en los precios, según expertos

Joaquim Gay de Montellà, presidente de Fomento del Trabajo
FOMENTO DEL TRABAJO

BARCELONA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los principales actores y expertos sobre el sector del gas han valorado de forma positiva el balance de la puesta en marcha del mercado organizado del gas en España, en una jornada celebrada en Fomento del Trabajo, basándose principalmente en una mayor transparencia y estabilidad de precios, aunque han señalado que aún es necesario reducir el diferencial con los competidores europeos.

Según ha informado este miércoles la patronal en un comunicado, en la jornada se han expuesto las perspectivas de tres operadores de referencia del mercado del gas español: el Mercado Ibérico del Gas (Mibgas), Enagas --gestor técnico del sistema de gas natural-- e Iberdrola.

El director de Operaciones de Migbas, Raúl Santamaría, ha asegurado que el equilibrio de los precios del gas en el territorio español es una de las conquistas más significativas de esta asociación, que cumple un año de vida, pero ha señalado que para saber cómo seguirá el desarrollo de este mercado hay que tener en cuenta la evolución de la demanda, el impacto del gas natural licuado y la estructura tarifaria.

Por su parte, el director de Gestión Técnica del Sistema de Iberdrola, Diego Vela, ha considerado que hay que conseguir que baje el precio del gas y ha asegurado que con el mercado organizado del gas se está más cerca de conseguirlo.

El director de Operaciones Global de Iberdrola, José Luís Rapún, ha destacado la capacidad de España para establecer interconexiones gracias a su situación geográfica estratégica y al gran número de infraestructuras que tiene el país.

Como conclusión, el presidente de Gas Industrial, Joan Vila, ha recordado que los elevados costes del gas son uno de los principales factores de competitividad para las industrias españolas; ha admitido que se han conseguido avances como una mano de obra más flexible, y que hay mucho potencial futuro con la movilidad eléctrica, pero ha alertado de que con los costes energéticos, España sigue en clara desventaja.