Actualizado 28/01/2007 21:08 CET

Los mutualistas recuperan el control de L'Aliança, que cerró 2006 cuadriplicando sus beneficios

BARCELONA, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Quinta de Salut L'Aliança, la mayor mutualidad de asistencia de Catalunya, cuadriplicó sus beneficios el año pasado al cerrar el ejercicio con 16.891.000 euros (frente a los 4.468.000 del año anterior).

Así lo dijo Eduard Spagnolo, que ha sido hasta ahora administrador provisional único de L'Aliança. Hoy comunicó en asamblea general extraordinaria el levantamiento de las medidas de intervención que la Generalitat efectuó sobre la mutua en 2002, después de retornarla a beneficios y normalizar la organización contable. Así, la gestión de la entidad vuelve a manos de los mutualistas, aunque mantendrá la supervisión pública.

Por ello, la asamblea aprobó modificar algunos artículos de los estatutos sobre el funcionamiento del consejo de administración, para donar a la mutua de una estructura de gobierno más profesional y ejecutiva.

La asamblea, reunida en el Palau de la Música de Barcelona, nombró a los 12 miembros del consejo, de los que nueve estaban propuestos por Spagnolo, que también formará parte del consejo; los otros tres fueron propuestos por los sindicatos: Antoni Tuà (CC.OO.), Frederic Monell (UGT) y Jordi Delas (Associació Professional de Metges i Titulats Superiors, APMTS).

Los delegados asambleístas aprobaron la gestión realizada por los administradores provisionales desde el 14 de marzo de 2002 hasta ahora.

El 'cash flow' estimado del año pasado es de 20.951.000 euros, frente a los 8.426.000 del año 2005. En cuanto al total de volumen de activos, se situó en 121.461.000 euros, mientras que en el año anterior fue de 105.649.000.

El año se cerró con 232.013 pólizas, mientras que en el año 2005 fueron 228.815. La plantilla media se mantuvo prácticamente igual, con 2.176 personas, ya que en el año anterior había 2.148.

El grupo invirtió el año pasado 25.929.000 euros. Las mayores cantidades se destinaron al Hospital Universitari Sagrat Cor (8.477.000 euros), a la Clínica de Sabadell (3.583.000), al Centre Sociosanitari Palau (3.400.000) y a Consultoris Carsa (2.006.000).

La clínica de Sabadell, cerrada desde 1997 y actualmente en obras de rehabilitación total, reabrirá a finales de año.