Publicado 06/02/2020 19:02CET

Núria Marín quiere que L'Hospitalet sea la "capital europea de la biomedicina"

La alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, frente al antiguo faro del municipio (ahora faro del Llobregat), cerca de la antigua playa de L'Hospitalet. En una zona que se anexionó a Barcelona en 1920 para construir el Puerto y la Zona Franca.
La alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, frente al antiguo faro del municipio (ahora faro del Llobregat), cerca de la antigua playa de L'Hospitalet. En una zona que se anexionó a Barcelona en 1920 para construir el Puerto y la Zona Franca. - EUROPA PRESS

   Afirma que trabajará para recuperar un trozo de la playa "perdida" del municipio

   L'HOSPITALET DE LLOBREGAT (BARCELONA), 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Núria Marín, ha asegurado que el Ayuntamiento quiere convertir la ciudad en la "capital europea de la biomedicina" con la transformación del último tramo de la Granvia y la atracción de empresas del sector, lo que calcula que generaría 20.000 empleos.

   Lo ha dicho este jueves en su conferencia anual, en la que ha recordado que ya existe "un importante clúster" formado por los hospitales de Bellvitge, Duran i Reynals y Sant Joan de Déu, los centros de investigación Idibell e ICO, y el Campus de Medicina de la Universidad de Barcelona.

   Ha subrayado que, actualmente, el sanitario es el primer sector económico de la ciudad, con 14.000 empleos, 1.200 investigadores, 54 empresas, 2.275 millones de euros en facturación y 60 líneas de investigación, y ha anunciado el apoyo del Ministerio de Industria, del Ayuntamiento de Esplugues (Barcelona) y de la Generalitat al proyecto.

   En la conferencia, celebrada en el auditorio de la sede de Planeta Formación y Universidades en el municipio, Marín ha añadido que trabaja por un Hospitalet con "cero barreras" y, en este sentido, ha dicho que los vecinos de Bellvitge ya pueden conocer el proyecto de instalación de nuevos ascensores y las ayudas previstas.

   Es una problemática que afecta a 294 fincas y a un total de 8.232 viviendas en las que los ascensores actuales se paran en plantas intermedias, y se prevé dotar a los edificios de una nueva estructura que llegaría a todas las plantas, y el Consorci Metropolit de l'Habitatge y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) subvencionan el 30% de la inversión.

DECLARACIÓN DE EMERGENCIA CLIMÁTICA

   Marín ha explicado que la ciudad dispondrá de la Declaración de emergencia climática y del Plan local para la adaptación al cambio climático antes de este verano, y posteriormente se elaborará un plan de mitigación de los efectos del cambio climático, y ha dicho que el futuro parque de Cal Trabal supondrá 30 hectáreas de zona verde para la ciudad.

   Ha animado a Barcelona y al resto de ciudades metropolitanas a declarar la totalidad de su término municipal como zona de bajas emisiones (ZBE): "L'Hospitalet es la única ciudad de la metrópolis que tiene todo su territorio afectado por la ZBE", y también ha defendido la promoción y mejora del transporte público.

BARRERAS FÍSICAS, ECONÓMICAS Y SOCIALES

   Ha remarcado que el Ministerio de Fomento ya redacta el proyecto constructivo para cubrir seis kilómetros de las vías del tren en la ciudad con una inversión que supera los 600 millones de euros, en un proyecto que "devolverá" a L'Hospitalet 120.000 metros cuadrados, que se destinarán a espacios verdes y para los vecinos.

   Asimismo, el Ayuntamiento trabaja en la segunda fase del plan de instalación de escaleras mecánicas, ascensores y rampas en Can Serra, y Marín también se ha referido a Can Rigal como un nuevo núcleo de actividad económica con la salud y el deporte como motores, y se convocará un concurso internacional para "dar forma" al proyecto.

   También ha celebrado la ampliación de 60.000 metros cuadrados del recinto de la Fira de Barcelona: "Generará un impacto económico de 675 millones anuales a partir de 2024, 5.000 nuevos empleos y una recaudación fiscal de 129 millones de media anual", en una iniciativa que consolidará salones como el Mobile World Congress (MWC).

CRÍTICA A AYUSO

   Marín ha lamentado que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, dijera que quería llevarse el MWC a Madrid: "Fueron declaraciones inoportunas y desleales. La competencia no debe ser entre ciudades del mismo Estado, sino asegurar que estos eventos se arraiguen en nuestras ciudades. La competencia está fuera, en el ámbito internacional".

   Finalmente, ha expresado un deseo en voz alta: "Trabajamos para que L'Hospitalet pueda recuperar un trozo de playa perdida, aunque sean sólo unos metros al lado del faro", ubicado en los terrenos de la actual Zona Franca, que hace justo 100 años el Ayuntamiento de Barcelona expropió a la ciudad.