Omella asegura que crearán un equipo laico externo para analizar abusos sexuales a menores

El arzobispo J.J.Omella
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 07/03/2019 11:34:25CET

Aboga por la igualdad de géneros en dignidad, "que no quiere decir igual en todo"

BARCELONA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Barcelona, el cardenal Joan Josep Omella, ha anunciado que crearán un equipo laico externo, formado por profesionales interdisciplinares, hombres y mujeres, para abordar casos de abusos sexuales a menores y ayudar a los tribunales eclesiásticos a "verificar, acompañar y ayudar a encontrar la solución".

La provincia eclesiástica de Barcelona ha acordado su creación tras la cumbre en el Vaticano que trató los abusos: "Queremos ponerla en acción inmediatamente", formada por abogados, psiquiatras y mediadores, para ayudar también a los afectados, la familia y la víctima, y al abusador en su reinserción, ha afirmado este jueves en una entrevista de TV3, recogida por Europa Press, en la que ha pedido perdón por el daño causado desde la Iglesia.

"El Papa nos ha puesto un poco más las pilas a nosotros para decir que es un tema muy serio que nos tiene que preocupar a todos", ante lo que ha dicho que hay que llevar la investigación a tribunales eclesiásticos y, si es penal y han verificado la denuncia, también al civil, aunque ha defendido los protocolos de la Iglesia.

PUENTE ENTRE RAJOY Y PUIGDEMONT

Omella ha afirmado que hizo de puente entre el expresidente del Gobierno central Mariano Rajoy y el catalán Carles Puigdemont en el otoño de 2017, en el marco del referéndum: "Llevaba la preocupación de uno y la preocupación de otro y hacía un poco de ayuda a que pudiera avanzar un diálogo, pero no fue posible".

"Hice mi esfuerzo para ayudar, porque a mí lo que me preocupa es sobre todo la convivencia, la no confrontación, el ir todos juntos hacia una solución", y ha asegurado que su aportación fue pequeña en comparación de la que pudieron hacer políticos como el lehendakari Iñigo Urkullu, y que se prestó voluntariamente

HUELGA DEL 8M

Sobre un grupo de monjas catalanas que secundarán la huelga feminista de este viernes 8 de marzo, al preguntársele si apoya este paro, ha dicho que está a favor de todo lo que sea trabajar por la igualdad en dignidad de hombres y mujeres: "Dignidad, que no quiere decir igual en todo, porque no somos iguales".

A preguntas sobre si queda mucho por hacer en la sociedad, y en concreto en la Iglesia, ha reconocido que sí, como también ha dicho el Papa: "Lo que pasa es que cuando hablamos dentro de la Iglesia decimos: 'Es que quieren ser igual que... en las mismas cosas', y todos no podemos hacer todo lo mismo. Pero dignidad de las mujeres y responsabilidad dentro de la Iglesia, también".

Sobre el poder, ha reflexionado: "Yo cuando voy a Roma, fíjese, muchas veces voy a una congregación para hablar de cualquier tema y me encuentro que, el prefecto es un obispo, evidentemente, pero me encuentro en las estancias intermedias a muchas mujeres y religiosas, y yo, cardenal, tengo que ir a hablar con ellas", a lo que le dan la solución y, si hace falta, habla después con el superior.

Ha dicho que éstas tienen una sensibilidad para comprender los problemas que quizás los hombres no tienen: "Yo deseo, ojalá, que haya cada vez más mujeres. No quiero decir aquí que tengamos que hacer igual cantidad de hombres y de mujeres, sino que el que sea capaz de hacerlo, que lo haga", sea religioso o religiosa.

Contador