Actualizado 01/08/2009 18:36 CET

La operación salida de agosto se salda con un muerto y un herido grave en Catalunya

La salida de vehículos supera en un 2% las previsiones del Servei Català de Trànsit

BARCELONA, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

La operación salida de vacaciones de agosto se ha saldado con un muerto, un herido grave y un herido leve en Catalunya, todos en un mismo accidente en Girona, según datos del Servei Català de Trànsit (SCT), recogidos en las 24 horas que ha durado la operación iniciada ayer a las 15 horas.

El fallecido fue el conductor de un todoterreno, un joven de 25 años, que colisionó lateralmente con otro vehículo a las 2.30 horas de la madrugada en la C-31 en Pals (Girona). En el impacto resultó herida de gravedad la conductora del turismo y herido leve su acompañante.

El SCT apuntó a que se cumplieron los cálculos en cuanto a la movilidad para esta jornada y que, incluso, se registró un incrementó del 2% en la salida de vehículos, concentrándose los principales problemas a lo largo de esta mañana, con retenciones en las principales vías que llevan a las playas (tanto a la Costa Brava como a la Costa Daurada).

Las previsiones apuntaron a que unos 475.000 vehículos saldrían de Barcelona y su área metropolitana en el inicio del mes de agosto, que este año coincidió con los desplazamientos que ya son habituales en los fines de semana de verano.

La intensidad del tráfico empezó ya a primera hora de la mañana (sobre las 7 horas), ya que muchos coches decidieron adelantar su salida para evitar mayores retenciones a media mañana y al mediodía.

Asimismo, varios accidentes complicaron todavía más la circulación, especialmente en la autopista AP-7, que fue la vía más conflictiva. En sentido sur, se registraron tramos de lentitud de hasta 14 kilómetros desde Sant Cugat del Vallès hasta el peaje de Martorell, así como retenciones de hasta 16 kilómetros entre Sant Sadurní d'Anoia y Vilafranca por la colisión de dos turismos.

Asimismo, hubo colas de 10 kilómetros en Santa Margarida i els Monjos --también en dirección a Tarragona-- y en El Vendrell (3 kilómetros) por otra colisión. El peaje de Tarragona también registró intensidad de tráfico.

En otras vías de acceso a las costa Daurada, y también a la costa de Girona también hubo complicaciones, como en la carretera C-65, la C-31 y la C-260. Además, dos accidentes complicaron la circulación en la C-55 en Castellbell i el Vilar y en la B-20 en Santa Coloma de Gramenet.

La jornada del viernes se caracterizó por menores retenciones en la red viaria catalana, según el SCT, que aseguró que hubo circulación "cómoda" en todas las vías, con problemas destacables sólo en la AP-7 y en la Ronda Litoral de Barcelona por dos accidentes. Se registraron 11 kilómetros de retención desde Llinars del Vallès hasta Sant Celoni en sentido Girona y unos 12 kilómetros en la B-20 en la capital catalana.