La oposición intensifica su exigencia a Torra de que convoque elecciones pero él lo descarta

AMP.- Torra pide a los diputados defender la libertad de expresión tras la quere
David Zorrakino - Europa Press
Publicado 03/04/2019 14:13:27CET

El Parlament votará este jueves una moción del PSC que insta el presidente a convocarlas

BARCELONA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Todos los partidos de la oposición excepto la CUP han coincidido este miércoles en intensificar desde el Parlament su exigencia al presidente de la Generalitat, Quim Torra, de que convoque elecciones anticipadas y desista de continuar gobernando.

Este debate ha estado presente en toda la jornada matinal del pleno de la Cámara: los comuns han sido los primeros en sacarlo en la sesión de control al Govern, y el PSC, PP y Cs han hecho lo mismo en el punto del orden del día siguiente, en el que se ha abordado la última remodelación del Govern.

La líder de Cs, Inés Arrimadas, ha considerado que el de Torra es "el peor gobierno de la historia", y ha advertido de que su partido luchará para que haya en Catalunya un Govern que garantice la convivencia, ya que cree que el actual no lo hace.

La líder de los comuns, Jéssica Albiach, ha considerado que la incapacidad de Torra para aprobar los Presupuestos de la Generalitat de 2019 deja sin horizonte al Govern y ha pedido urnas para que se dé la posibilidad de que haya un Ejecutivo más fuerte: "Por favor, convoque elecciones".

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha constatado que el Govern "no dispone de una mayoría para gobernar ni tiene un horizonte claro de legislatura", por lo que ha concluido que la vía más recomendable ante este escenario es el adelanto electoral.

El presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, ha defendido el fin de la actual legislatura porque ha criticado que Torra "carece de los más elementales conocimientos de cómo se gestiona una administración pública moderna" y no tiene otra salida que renunciar al cargo.

Torra ha replicado que no convocará elecciones porque sería una "gravísima irresponsabilidad" ante el contexto político actual, y ha retado a la oposición a consensuar un candidato alternativo a la Presidencia de la Generalitat y presentar una moción de censura.

ARITMÉTICA INSUFICIENTE

La aritmética parlamentaria actual hace imposible que prospere una moción de censura: el bloque independentista tiene 65 diputados y el no independentista otros 65, por lo que el segundo no tiene margen para intentar un movimiento así con garantías de éxito.

A la vez, la misma aritmética que impide que una moción de censura tenga éxito también pone muy complicado que el Govern pueda sacar adelante leyes importantes, lo que se ha visualizado con la imposibilidad que ha tenido para aprobar las cuentas de este año.

Así, el bloque no independentista solo podría desalojar a Torra si este convocara una cuestión de confianza y todo el bloque junto a la CUP votaran contra el presidente, pero una iniciativa así solo la puede impulsar Torra y ya ha dicho que no tiene intención de hacerlo.

MOCIÓN DEL PSC

El debate sobre si Torra debe provocar un adelanto electoral se produce justo un día antes de que la Cámara vote una moción del PSC que busca que el Parlament inste al presidente a convocar elecciones o a someterse una cuestión de confianza.

El resultado de la votación es por ahora una incógnita, ya que ni Cs ni la CUP han querido desvelar hasta ahora el sentido de su voto: para que prospere sería necesario que los 'cupaires' se alinearan con el bloque no independentista.

Sin embargo, si se aprobara la moción de los socialistas catalanes, tampoco garantizaría un avance electoral ni una cuestión de confianza, ya que, según marca la ley, la potestad para impulsar las dos acciones es exclusiva del presidente de la Generalitat.

Contador