Organizadores de las fiestas de Gràcia reivindican sus valores y civismo ante incidentes de este año

Publicado 21/08/2019 13:08:08CET
El concejal de Gràcia, Eloi Badia, y la presidenta de la Fundació Festa Major de Gràcia, Carla Carbonell
El concejal de Gràcia, Eloi Badia, y la presidenta de la Fundació Festa Major de Gràcia, Carla Carbonell - EUROPA PRESS

Avanza en su carácter diurno, inclusivo y sostenible tras siete días con 1.000 actividades y 24 calles

BARCELONA, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Fundació Festa Major de Gràcia, Carla Carbonell, ha lamentado este miércoles que los incidentes de este año "enturbian" la fiesta, pero ha reivindicado sus valores y civismo, poniendo en valor el hecho de que los más de 2,5 millones de personas que las visitan anualmente disfrutan de la celebración con respeto.

En rueda de prensa de balance de la fiesta junto al concejal de Gràcia, Eloi Badia, Carbonell ha destacado que estos incidentes son "casos puntuales y aislados", después de que un incendio que podría ser intencionado quemara parte del engalanado de la calle Llibertat y de que una mujer sufriera una violación presuntamente al regresar de la fiesta.

Badia ha defendido que precisamente una de las mejores acciones que pueden promoverse para mejorar la sociedad y evitar que se produzcan casos como estos es contar con más fiestas como la Major de Gràcia, y ha lamentado la agresión sexual, ante las que ha pedido estar alerta, no callar e implicación de todas las administraciones y entidades.

El punto contra violencias machistas ubicado en la plaza Revolució, el equipo itinerante y los puntos de las fiestas alternativas han registrado 22 solicitudes de intervención por acoso o abusos a mujeres asistentes a la fiesta, y han realizado 21 asesoramientos y 2.536 contactos para sensibilizar sobre el asunto, como destacaron entidades en la manifestación de rechazo este martes.

Carbonell ha ensalzado los valores de la fiesta y ha destacado la importancia de las personas que realizan voluntariamente los engalanados: son unas 500 las que trabajan durante todo el año, y la última semana antes de las fiestas colaboraron 1.575, en comisiones de fiestas que sumaron 11.059 horas de trabajo y 15.230 kilos de material elaborado para los engalanados.

DISPOSITIVO DE SEGURIDAD

Preguntados por si, tras estos incidentes, se debe modificar el dispositivo de seguridad el próximo año, han asegurado que éste funciona y que anualmente lo mejoran, y que estos han sido "casos aislados fuera del horario festivo", según Badia, que ha apostado por mejorar también la prevención, para lo que se requiere la implicación de todos, ha dicho.

Durante las fiestas, se han intervenido 7.705 latas de cerveza, se han realizado 241 pruebas de alcoholemia --con 53 positivas--, se han registrado 160 actos por venta ambulante de alimentos y bebidas, 140 denuncias por necesidades fisiológicas, 41 asistencias de los servicios sanitarios, 14 denuncias por consumo de estupefacientes, diez inspecciones a locales de pública concurrencia y dos salidas de bomberos por contenedores quemados.

Carbonell, que ha resaltado que cada año las actividades son más diurnas --el pico de visitantes es por la tarde--, ha señalado a preguntas de los medios que sí que abordarán con los Castellers de la Vila de Gràcia si se requieren cambios para el próximo año, después de que el sábado se tuviera que suspender la actuación tras dos caídas, porque otra hubiera saturado los servicios sanitarios.

Ha explicado que la app renovada de la fiesta ha registrado 21.300 descargas --8.000 de ellas, el 15 de agosto, cuando empezaron las fiestas--, y cerca de 1.000 personas han participado en la votación popular, que ha elegido la calle Progrés, ambientada en Harry Potter, como la ganadora, que también ganó el concurso de calles.

INCLUSIÓN

Han destacado que cada año se avanza hacia una fiesta más inclusiva: ésta empezó con un pregón de cuatro jugadoras de baloncesto con discapacidad, y varias calles han ofrecido actividades inclusivas, se ha entregado por primera vez un premio a la calle más accesible --a la Travessia Sant Antoni-- y los Castellers de la Vila de Gràcia han creado la beca Mike Lane, otorgada al Institut Guttmann.

Además, han tenido buena acogida las dos actividades llevadas a cabo por personas con discapacidad: una visita guiada por personas con problemas de salud mental, y un concierto y taller de batucada realizado por personas con discapacidad, adaptado especialmente a personas con dificultades auditivas.

SOSTENIBILIDAD

De nuevo, la fiesta ha ofrecido vasos reutilizables: se han puesto 200.000 en circulación, de los que 100.000 han sido nuevos para esta edición --60.000 eran del año pasado y 40.000 de 2017--, con los que se han dejado de utilizar 800.000 vasos de un solo uso, que equivalen a 4.000 kilos de plástico --contando una media de cuatro consumidores por vaso reutilitzable--.

Durante las fiestas, que han contado con más de 1.000 actividades y 24 calles --tres más que el año pasado-- se han recogido 57,2 toneladas de residuos de limpieza viaria y la recopilación de cristal en las barras se ha doblado respecto al año pasado --pasando de 0,78 toneladas a 1,76--, en un dispositivo de limpieza que ha sumado 116 efectivos extras a los 95 habituales, alcanzando 211 en total.