Actualizado 07/10/2009 22:11 CET

Padres de alumnos piden la implicación del Govern en el calendario escolar

BARCELONA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Asociaciones de Padres de los alumnos pidieron hoy en el pleno del Consejo Escolar de Catalunya (CEC) la implicación de la Conselleria de Educación de la Generalitat en el desarrollo del nuevo calendario escolar que previsiblemente entrará en vigor el próximo curso.

En declaraciones a Europa Press, la vicepresidenta de la Federación de Asociaciones de madres y Padres de Alumnos de Catalunya (Fapac) y representante de la entidad en el CEC, Lola Abelló, instó al Govern a aportar los recursos necesarios para ofertar actividades alternativas para las vacaciones de la semana de febrero "como ya se hace en verano".

Aseguró que en las juntas de padres y madres que han mantenido en Catalunya la mayoría de familias se muestran a favor de esta racionalización del calendario a cambio de un esfuerzo económico de la Conselleria en este sentido.

Explicó que el documento entregado hoy al conseller refleja todas las sensibilidades de la comunidad educativa, y apuntó que ello irá en beneficio de los alumnos. "Todos los estudios demuestran que es bueno hacer una semana de vacaciones por cada seis lectivas", dijo.

Añadió que las familias intervinieron hoy en contra del mantenimiento de la jornada intensiva en la Primaria --como piden los profesores--, ya que una jornada ordinaria durante todo el curso es "más racional".

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Enseñanza Secundaria de Catalunya (Fapaes), Pere Farriols, manifestó su intención de que gradualmente se vaya avanzando el inicio del curso hasta la primera semana de septiembre.

"Las clases tienen que empezar lo antes posible", expresó Farriols, quien también reclamó al Govern que acompañe a las familias en las actividades de febrero con subvenciones. "Ya toca", resumió Farriols, quien recordó que el tema lleva ya 20 años en discusión.

Además, rechazó la opinión sindical contra esta semana vacacional, al considerar que ahora se dan dos semanas de fiesta en septiembre para las que las familias deben buscar alternativas. "Será lo mismo, pero en vez de una semana en febrero, en septiembre", dijo, y recalcó que la escuela debe ser "pública y gratuita".

Señaló que todos los cambios son "traumáticos", y explicó que es una cuestión de "derechos adquiridos" de los profesores. El CEC ha estipulado un total de nueve días para preparar el curso, cinco de los cuales deben ser en septiembre, y los cuatro restantes en agosto o en julio.