Actualizado 17/12/2021 17:46 CET

El Parlament insta al Gobierno a derogar la reforma laboral con el apoyo de ERC, Junts y comuns

Sesión de control al Govern en el pleno del Parlament
Sesión de control al Govern en el pleno del Parlament - EUROPA PRESS

   BARCELONA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El pleno del Parlament ha aprobado una moción de ERC que insta al Gobierno central a derogar las reformas laborales y que reclama que se recupere la competencia de la Generalitat como autoridad laboral para la autorización administrativa de ERE, con el voto en contra de Vox, PP y Cs, el apoyo de ERC, Junts y comuns, y la abstención del PSC y la CUP, que cree que falta concreción en la iniciativa.

   En el debate, los socios del Ejecutivo catalán --ERC y Junts-- han diferido en un punto de la moción que insta al Govern a ser "la punta de lanza de la transformación industrial, desarrollando una política de participaciones públicas en proyectos estratégicos y tractores", pero finalmente Junts ha votado a favor de ese punto, que solo ha contado con el voto en contra de PP y Vox, y la abstención de Cs.

   La Cámara catalana también ha aprobado que los fondos europeos garanticen que "ningún euro público sirva para financiar procesos de deslocalización y desmantelamiento del tejido industrial", y también que el Gobierno central garantice los efectivos necesarios de inspección de trabajo y que se planifiquen campañas de inspección conjuntas entre el Ejecutivo central y el catalán.

DEBATE DE LOS GRUPOS

   El diputado republicano Jordi Albert ha defendido la derogación de las reformas laborales y capacitar a la Generalitat como autoridad laboral para intervenir en la mediación en conflictos laborales, y ha apostado por que no se destinen fondos europeos a empresas extranjeras que "despiden trabajadores".

   Joan Carles Gallego (comuns) también ha compartido que hace falta derogar las reformas laborales y recuperar la competencia del Govern en conflictos laborales, algo que ha recordado que la antigua CDC "pidió al PP incorporar" en la reforma laboral, y ha afirmado que el objetivo de esta formación es de clase y no nacional.

   Pol Gibert (PSC) ha criticado que esta moción tenga un "lenguaje duro, contundente, explícito" en la primera parte de exigencias al Gobierno central, mientras que la segunda parte que implica al Govern catalán es suave, sin calendarios y sin recursos, ha dicho textualmente.

   El diputado de Vox Andrés Bello ha censurado que la moción de ERC incluya puntos que "parecen propios de sus socios comunistas, los de este mes, los comuns, o los del mes pasado, de la CUP", y ha defendido el libre mercado, ya que considera que los republicanos demonizan al sector privado.

   La portavoz de la CUP en el Parlament, Eulàlia Reguant, ha lamentado la "falta de concreción" de la moción, hecho por el que su grupo se abstendrá en algunos puntos como el de la derogación de la reforma laboral, y ha defendido que cualquier ayuda pública como los fondos europeos debería estar condicionada a la participación de la administración en las empresas que la reciban.

   Matías Alonso (Cs) ha explicado su abstención sobre la derogación de la reforma laboral porque cree que no tiene sentido que el Parlament inste al Gobierno cuando "ERC es uno de los socios preferentes de Pedro Sánchez".

   Eva Parera (PP) ha defendido que la reforma laboral de su formación ha permitido crear puestos de trabajo y los ERTE, y también ha asegurado que tan nefasta no será --ha dicho textualmente-- cuando los republicanos, al negociar con el Gobierno, "no lo ponen como condición, ponen Netflix".

   El diputado de Junts Ferran Roquer ha explicado que no están de acuerdo con el punto que pide que la Generalitat haga una política de participaciones públicas en proyectos estratégicos: "La misión de la Generalitat no es la de participar en empresas sino poner las condiciones para que las empresas puedan hacer su actividad", ha sostenido.