Partidos y vecinos abordarán la ordenación del entorno de la Sagrada Familia

Publicado 19/03/2014 20:30:00CET
Sagrada Familia en Barcelona
EUROPA PRESS

BARCELONA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La comisión de Hábitat Urbano y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Barcelona ha acordado este miércoles con el voto de todos los partidos la constitución de una comisión donde tendrán representación los vecinos y los grupos municipales para abordar la ordenación del entorno del templo expiatorio de la Sagrada Familia.

Parte de dos manzanas situadas en la Sagrada Familia no son urbanizables, como contempla el Plan General Metropolitano (PGM) redactado en 1976, y pese a ello fueron construidos varios bloques de viviendas, y el futuro de estos edificios es lo que deberá determinar la comisión, que se da un plazo de seis meses para emitir un veredicto.

Desde el gobierno municipal, el teniente de alcalde de Hábitat Urbano, Antoni Vives, ha asegurado que siguen el modelo de la reforma de la plaza de las Glòries, donde también se constituyó una comisión de este tipo, y ha agradecido a los grupos municipales que se haya podido cerrar un acuerdo.

La comisión deberá decidir qué terrenos y edificios quedan afectados urbanísticamente y cómo se gestiona la movilidad en la zona, muy frecuentada por autobuses llenos de turistas.

Este órgano también deberá decidir si hay expropiaciones, cómo se harán los realojamientos y qué impacto económico y social tienen, y si esta transformación urbanística la gestionará únicamente el Ayuntamiento o se impulsará de forma concertada con agentes privados.

La previsión con la que trabaja la junta constructora de la Sagrada Familia es que las obras terminen en 2026, coincidiendo con el centenario de la muerte a Antoni Gaudí, y cuando se hicieron públicas estas estimaciones, se generó inquietud entre los vecinos por saber cuál será el futuro de estos inmuebles.