Actualizado 14/01/2016 11:10 CET

Quién es quién en el nuevo Govern

A.Bosch (ERC) C.Forcadell (pta.Parlament) M.Rovira O.Junqueras (ERC)
EUROPA PRESS

   BARCELONA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

ORIOL JUNQUERAS, A LA VICEPRESIDENCIA

   El presidente de ERC, Oriol Junqueras, asumirá la Vicepresidencia del nuevo Govern de Carles Puigdemont, donde también dirigirá la Conselleria de Economía y Hacienda.

   Formado en el Liceo Italiano, Junqueras (Barcelona, 1969) es licenciado en Historia Moderna y Contemporánea y doctorado en Historia del Pensamiento Económico por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), donde ha ejercido como profesor.

   Inició su andadura política en 2007 como cabeza de lista de ERC en Sant Vicenç dels Horts (Barcelona), logrando la alcaldía cuatro años después: se ha mantenido en el cargo hasta el 23 de diciembre de 2015, cuando renunció para centrarse en el "futuro político" de Catalunya.

   Junqueras empezó como concejal y luego lo compaginó con ser eurodiputado (2009-2011) sin tener carné de partido: a principios de 2011 decidió afiliarse, y el 1 de octubre asumió el mando en un congreso de ERC celebrado en Girona --ciudad de la que ha sido alcalde el nuevo presidente del Govern, Carles Puigdemont--.

   El nuevo vicepresidente heredó en 2011 un partido dividido por las luchas internas, en caída libre y relegado a quinta fuerza en el Parlament, pero ya en las catalanas de 2012 consiguió revertir la tendencia y lo situó segundo en la Cámara, convirtiéndose en jefe de la oposición.

COALICIÓN CON ARTUR MAS

   Pese a esta condición de opositor, Junqueras firmó con Mas un pacto de estabilidad parlamentaria (2012-2015) en la etapa que el líder de CDC viró al independentismo: la complicidad en el soberanismo hizo que recibiera numerosas críticas por no ser suficientemente beligerante ante los recortes sociales de CiU.

   El proyecto independentista hizo precisamente que ERC y CDC decidieran unirse bajo las siglas de JxSí en las catalanas de 2015, lo cual Junqueras rechazó al principio, pero acabó aceptando, tras una tensa negociación y la presión de las entidades soberanistas.

PARTIDO DE REFERENCIA

   Ha buscado convertir ERC en la fuerza hegemónica de la izquierda catalana en sustitución del PSC, y para ello ha diseñado varias estrategias: desde buscar que el mensaje soberanista cuajara en el área metropolitana de Barcelona hasta tejer alianzas con formaciones escindidas del PSC.

   Ha tenido un papel importante en las negociaciones entre JxSí y la CUP: enrocados en sus posturas en torno a la investidura de Artur Mas, Junqueras exigió incansablemente a ambas partes que acercaran posiciones para alumbrar un pacto que finalmente cristalizó el sábado.

   Sobre sus espaldas recaerá ahora una de las partes clave del proceso soberanista: crear una hacienda propia catalana y un banco central catalán con la segura oposición del Estado.

   También deberá asumir las siempre difíciles relaciones de la Generalitat con el Gobierno a cuenta del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), que ha originado más de una crisis política entre ambos gabinetes, aunque por ahora no sabe con qué ministro deberá negociar, ya que actualmente el Ejecutivo central está en funciones.

   Antes de dedicarse de lleno a la faceta institucional había colaborado en medios de comunicación, además de haber sido guionista y asesor en series documentales de televisión, como 'L'Onze de Setembre de 1714'; 'Els maquis: la guerra silenciada' y 'Barcelona sota el franquisme'.

NEUS MUNTÉ, LA SEGUNDA DE MAS

   La hasta ahora vicepresidenta y portavoz del Govern, Neus Munté, asumirá la Conselleria de la Presidencia del gobierno de Carles Puigdemont.

   Hasta ahora también era consellera de Bienestar Social, un cargo para el que fue nombrada por el entonces presidente Artur Mas en diciembre de 2012, cuando era diputada electa de CiU por la lista de CDC, y que ha desempeñado con éxito: ha capeado las tensiones sociales desde la complicidad con el sector.

   Munté nació en Barcelona el 13 de noviembre de 1970, es licenciada en Derecho por la Universitat de Barcelona (UB), máster en derecho público y organización administrativa por la Pompeu Fabra (UPF) y desarrolló su carrera profesional en UGT de Catalunya hasta saltar a la política de la mano de CDC, donde milita desde 1996.

   El 22 de junio de 2015 asumió la Vicepresidencia y la portavocía del Govern para sustituir al miembro de CDC Francesc Homs, que se retiró del Ejecutivo catalán para preparar su candidatura a las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015, en las que obtuvo ocho diputados.

   Con el nombramiento de Munté, el ejecutivo liderado entonces por Artur Mas adquiría un perfil más social, en un momento de crisis y tensiones de tesorería en el que la consellera había demostrado su capacidad de diálogo y entendimiento con los más desfavorecidos.

   Su ascenso a número dos del Govern en el rango protocolario y su perfil discreto, hicieron que en las negociaciones entre JxSí y la CUP se planteara como candidata alternativa a Artur Mas a la Presidencia de la Generalitat, un cargo para el que finalmente se eligió a Puigdemont.

CENTRADA EN COMBATIR EL PARO

   En el sindicato que lidera Josep María Álvarez, fue secretaria de Política Institucional, posición desde la que se centró especialmente en combatir el paro, con especial sensibilidad hacia los más jóvenes y los colectivos más vulnerables.

   Ya en política, fue jefa de Gabinete de la Conselleria de Enseñanza de la Generalitat entre 1999 y 2002, y diputada de 2002 a 2003, y de la legislatura de 2010 a 2012.

   Fue portavoz del grupo de CiU de la Comisión de Enseñanza y Universidades del Parlament, y en las elecciones catalanas del 25 de noviembre de 2012 iba como número 11 en la lista por Barcelona.

   En su perfil de Twitter, una herramienta que utiliza con frecuencia, deja claros sus ideales: "Mi patria la quiero libre y socialmente avanzada. Las urnas no se imputan. Soy de la UGT y de Convergència. Vicepresidenta y portavoz del Govern. Consellera de BSiF", decía aún su encabezamiento este miércoles por la tarde.

RAÜL ROMEVA, CATALIZADOR DE JxSÍ

   El cabeza de lista de JxSí a las elecciones catalanas, Raül Romeva, será el conseller de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia, y el encargado de internacionalizar el proceso soberanista, una labor clave para el éxito de la independencia catalana, que necesita del reconocimiento internacional.

   Al margen de dirigir la cartera de Exteriores, el hombre de consenso que provocó el alumbramiento de la coalición de CDC y ERC --JxSí--, coordinará las consellerías de Governación, Interior y Justicia.

   Romeva (Madrid, 12 de marzo de 1971) fue eurodiputado de ICV durante 10 años (2004-2014) y el 2 de marzo de 2015 anunció que dejaba la militancia ecosocialista al discrepar el modelo de Estado del partido que colidera Joan Herrera --de quien fue amigo íntimo--, que no apuesta por la independencia.

   Tras unos meses apartado de la primera línea de la política, su nombre volvió con fuerza cuando Òmnium Cultural le eligió como responsable de la campaña 'Ara és l'hora', que buscaba movilizar las bases soberanista para las elecciones catalanas del 27S.

   Tras las movilizaciones de las últimas Diadas catalanas y los resultados de la consulta del 9N de 2014, CDC se comprometió a convocar elecciones para trasladar a las urnas electorales los movimientos que se habían pronunciado en la calle a favor de la independencia, pero puso como condición que ERC se presentara en lista conjunta con ellos.

   Romeva fue el nombre que desencalló uno de los puntos de discrepancia para que ERC firmara el acuerdo que permitiría aflorar la alianza JxSí: quién encabezaría la lista a las elecciones del 27 de septiembre.

   Pese a tener un pasado político e institucional, cumplía con los requisitos fijados para CDC y ERC para liderar la candidatura: no tener carné de partido y formar parte de la sociedad civil partidaria del proceso soberanista.

   CDC y ERC vieron en Romeva la figura de consenso ideal: con un perfil político claro y un cierto nivel de conocimiento entre los catalanes, que sabía lo que era estar al frente de una candidatura y de una campaña, y que no tenía pasado ni en CDC ni en ERC.

EUROPARLAMENTARIO

   Además, en su paso por el Parlamento Europeo tejió una estrecha relación --pese a ser de formaciones políticas distintas-- con el entonces eurodiputado y hoy líder de ERC, Oriol Junqueras, y el aún eurodiputado Ramon Tremosa (CDC).

   Romeva se mostró abiertamente partidario de la independencia ya en 2010 cuando el proceso soberanista ni se intuía, en una entrada en su blog manifestó: "Si hoy hubiera un referéndum sobre la independencia de Catalunya yo votaría 'sí'. (...) Personalmente hace ya algún tiempo que me di de baja del barco federalista español".

   Romeva no dejó claro al principio que el entonces presidente Artur Mas fuera el candidato a la Presidencia pese a ser número cuatro de la candidatura de JxSí, que encabezaba el propio Romeva: "El acuerdo no dice explícitamente que el presidente será Mas", dijo; pero después apoyó sin fisuras a Mas como presidente, y hasta el final de la negociación postelectoral con la CUP.

AFICIONES ACUÁTICAS

   Con Jacques Cousteau como referente, de pequeño quería ser capitán de barco y confiesa que navegar en el buque del investigador marino francés es uno de sus sueños.

   Aficionado al deporte, probó suerte con el atletismo pero una lesión en el tendón de Aquiles le apartó de la pista y le devolvió al agua, y ha sido en la piscina y en la natación donde ha encontrado acomodo para practicar ejercicio físico.