Publicado 03/03/2021 12:02CET

La población rural aumenta ligeramente en 2019, rompiendo la dinámica de despoblación

Vista panorámica de Planoles (Girona)
Vista panorámica de Planoles (Girona) - GOVERN

Un informe lo vincula a la llegada de población extranjera

GIRONA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los indicadores demográficos de 2019 han constatado "por primera vez" un ligero crecimiento de la población rural en Catalunya, con 3.798 habitantes, una cifra que rompe la dinámica de despoblación histórica.

Estos resultados se han recogido en el Observatorio del mundo rural 2020, un conjunto de indicadores publicados por la Conselleria de Agricultura que muestran una culminación "de la tendencia de desaceleración" iniciada en los últimos años, sobre todo a partir de 2017, informa en un comunicado.

El informe concluye que esta "tímida" progresión demográfica va ligada a un notable incremento de la población extranjera en toda Catalunya, que ha sido de un 5,4 % en las zonas rurales y del 7,3% en las urbanas.

La próxima edición del Observatorio incluirá datos de 2020, que servirán para analizar si la pandemia del coronavirus ha modificado los hábitos residenciales, aunque los expertos ya pronostican que la implantación del teletrabajo y las nuevas preferencias de viviendas y entornos reforzarán la movilidad hacia poblaciones rurales, ha destacado la Conselleria.

POBLACIÓN MAYOR Y ESENCIALMENTE MASCULINA

El número de municipios rurales que ha perdido población en Catalunya ha pasado de 293 en 2018 a 262 en 2019 y, por tercer año consecutivo, hay municipios que revierten la tendencia de pérdida poblacional; sin embargo, los que tienen menos de 500 habitantes han continuado perdiendo habitantes, pero en menor grado que otros años.

Los nuevos habitantes se han concentrado en núcleos de población más grandes, como capitales de comarca, por las oportunidades de trabajo que se ofrecen, destaca el informe.

Una quinta parte de la población en estos municipios sobrepasa los 65 años y, de esta, el 20% tiene más de 65 años; son esencialmente hombres, como tres quintas partes de los extranjeros que han ido a vivir a municipios rurales.

TRABAJO Y CALIDAD DE VIDA

En 2019 se incorporaron 320 jóvenes al sector agrario, un 29% de los cuales eran mujeres, el número de industrias agroalimentarias se ha mantenido "prácticamente estable" y la agricultura ecológica se ha incrementado en casi 18.800 hectáreas.

Sin embargo, el dinamismo empresarial se ha desacelerado tanto en el ámbito rural como en el urbano, con un estancamiento en la generación de nuevas empresas, aunque la tasa de paro de 2019 es de 8,2%, dos puntos por debajo de la de las zonas urbanas.

La valoración del nivel de calidad de vida es "notable" en el mundo rural, y destacan positivamente los servicios de salud, el crecimiento del número de estudiantes universitarios y el sistema de conexión de banda ancha, presente en el 99,6% de los hogares de municipios de menos de 10.000 habitantes con algún miembro de entre 16 y 74 años.

Para leer más