Actualizado 01/09/2016 22:32 CET

Puigdemont advierte de que "la educación es un templo inviolable" en Catalunya

Puigdemont en la inauguración de la escuela El Timó
JORDI BEDMAR PASCUAL

BARCELONA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha advertido este jueves de que "la educación es un templo inviolable" en Catalunya, por lo que ha pedido al Gobierno central que no interfiera en el sistema educativo catalán, ha destacado el Govern en un comunicado.

"Sabemos que hay amenazas externas que pueden poner en riesgo el modelo educativo", ha señalado Puigdemont en la inauguración de la escuela rural El Timó, en Sidamon (Lleida), en la que ha dicho que estas amenazas no prosperarán si la ciudadanía está unida entorno a la cultura y la educación.

Junto a la consellera de Enseñanza, Meritxell Ruiz, Puigdemont ha defendido que la educación es una estructura de Estado y que las escuelas son "templos de civilidad en los que se construyen los ciudadanos del futuro, gente que sea libre".

"Cuando hablamos de un país libre, nos referimos a esto", ha remarcado Puigdemont, quien ha asegurado que el sistema educativo funciona bien aunque a veces en condiciones mejorables, según él, porque todos los actores comparten esta visión de la escuela.

Puigdemont ha elogiado también el trabajo de los responsables docentes: "En condiciones mejores o peores, están al pie del cañón y han entendido que la finalidad última de su trabajo es educar a los niños para que mañana, cuando tengan que educar a sus hijos, les transmitan este patrimonio inmaterial, que es la educación".

Las nuevas instalaciones de la escuela rural de educación infantil y Primaria de Sidamon han tenido un coste de 1,7 millones de euros y cuentan con una superficie de 1.000 metros cuadrados y unos 80 alumnos, en un centro que forma parte de la institución educativa de carácter público Zona Escola Rural.

REMODELACIONES EN MONTGAI

Antes de la inauguración, Puigdemont ha acudido Montgai (Lleida) junto a la consellera de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda, Meritxell Borràs, donde han visitado la restauración del campanario de la iglesia de Mare de Déu de l'Assumpció; la renovación del Carreró y la plaza Prat de la Riba, y la remodelación del paseo del Riu, arreglado tras los daños provocados por riadas en noviembre.

Las obras de la plaza Prat de la Riba han contado con un presupuesto de 128.796 euros --122.356 de los cuales aportados por la Generalitat--, mientras que las de arreglo tras las riadas han costado 34.725 --con 24.495 del Govern--, y la restauración de la iglesia ha supuesto una inversión de 112.460 euros, aportados por el Ayuntamiento e Incasòl.

Para leer más