Actualizado 10/04/2014 16:39 CET

Las Ramblas recuperan la rumba catalana con un nuevo local

Inauguración de La Rumbeta
Foto: EUROPA PRESS

BARCELONA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las Ramblas de Barcelona han recuperado la tradición de la rumba catalana con un nuevo local de música en directo y gastronomía, La Rumbeta.

   Sus creadores Joaquim Fàbregas y Jordi Tomàs, han considerado como un homenaje a este género autóctono y una especie de "casa de la rumba".

   En rueda de prensa, han reivindicado que la ciudad condal posea un local de rumba catalana que no sea para turistas, sino para que el público local pueda "tomarse una copa y disfrutar de la rumba" ya que son canciones que todo el mundo conoce, aunque La Rumbeta también se abrirá al turismo.

   "Pensábamos que era necesario, probamos en Barcelona encontrar un lugar de rumba catalana con unas condiciones mínimas y fue muy difícil", han expresado los propietarios, que tienen como objetivo tratar de dar a conocer la rumba.

   El local está situado en la plaza Joaquim Xirau y tendrá en residencia tres grupos musicales formados mayoritariamente por gitanos catalanes de Gràcia y el Raval, quienes ofrecerán dos espectáculos diarios vinculados a Barcelona, su historia y sus habitantes.

"NUEVA RUMBA CATALANA"

   Los artistas interpretarán la "nueva rumba catalana", caracterizada por un retorno a sus orígenes estéticos --al estilo del Pescailla de los primeros tiempos, han dicho-- y al purismo musical de los instrumentos basado en un repertorio musical en catalán a partir de versiones clásicas.

   Se trata de versiones de conocidos cantantes de rumba catalana, como Peret, Gipsy Kings, Antonio González 'El Pescailla' y el 'Gato' Pérez, aunque la rumba de nuevo cuño también estará presente con composiciones como la propuesta del gitano de Gràcia Jonathan Ximenis, un referente del género en la ciudad.

   El local también se propone ser un lugar de creación de rumba, con sus propios artistas --uno de ellos el sobrino del 'Pescailla' en la percusión--, y con el compromiso de publicar anualmente un disco, han explicado: "Tendrá un tono alegre, con una sonrisa casi caribeña", han explicado sus creadores, que un día paseando por la Rambla repararon en que hacía falta un local de estas características.

   "Es importante que se hagan nuevas canciones de rumba catalana", han apuntado los creadores, que además de probar de realizar fusión, también ofrecerán un servicio de 'delivery' de la rumba, pudiéndose desplazar a fiestas particulares.

   Con dos plantas y capacidad para 90 personas, el local también reivindica una vertiente gastronómica, compuesta por una degustación de productos típicos de la gastronomía catalana de kilómetro 0 estilo 'pica pica', acompañado de bebidas servidas con el tradicional porrón para hacerlo más animado.

   El espectáculo durará unos 75 minutos, y su precio --junto al menú degustación-- será de 42 euros por persona, han concretado.