El Salón Náutico de Barcelona cierra su 57 edición con un crecimiento del 8%

Publicado 14/10/2018 16:40:46CET

BARCELONA, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

La 57 edición del Salón Náutico Internacional de Barcelona ha cerrado este domingo "con una sensación de optimismo generalizado entre expositores y visitantes" y un crecimiento del 8%, con 275 expositores, 700 embarcaciones --171 en el agua--, ha informado Fira de Barcelona en un comunicado.

La actividad comercial registrada, los contactos de negocio establecidos, las novedades presentadas y el número de aficionados que han llenado los muelles de la Fusta y de España del Port Vell de Barcelona han hecho que haya sido "una de las mejores ediciones de los últimos años".

Organizado por Fira con la colaboración de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas, la innovación, la sostenibilidad y el emprendimiento han centrado esta edición, que consolida al certamen barcelonés como la mayor plataforma comercial y de divulgación de la náutica de recreo de España y una de las más importantes de Europa.

El presidente del Salón Náutico, Luis Conde, ha explicado que en los cinco días que dura, se lleva a cabo un porcentaje "muy elevado de las ventas anuales del mercado náutico español".

El salón ha presentado 120 novedades, entre las que destacan dos embarcaciones híbridas y un catamarán de motor eléctrico, ha contado con diez barcos nominados a Mejor Barco Europeo del Año y ha sumado más de 180 contactos de negocio en la segunda edición de los Professional Meetings.

Además, ha registrado el concurso de 35 startups en el primer Nautic Tech International Investment Forum, en el que la iniciativa de reciclar embarcaciones fabricadas con fibras de vidrio y carbono de la firma catalana Thermal Recycling of Composites ha ganado el primer premio.

El director del Salón Náutico, Jordi Freixas, ha afirmado: "La excelente respuesta de las empresas del sector y del público nos obliga a seguir trabajando en próximas ediciones en este rumbo para intentar seguir dando respuesta a sus necesidades".

Ha destacado que su objetivo de cara a la edición de 2019 es que el salón cuente con más oferta, más negocio y más actividades para acercar la práctica de la náutica a todos los públicos.

En esta edición, el certamen ha contado con un centenar de actividades como el IV Festival de Paddle Surf, la Barcelona Paddle Race, salidas en bicicletas acuáticas, bautismos de mar en barcos de vela ligera, talleres de Marina Tradicional o la Noche de la Náutica, entre otras.

A pocas horas para su cierre, el Salón Náutico prevé superar los 56.000 visitantes, entre los que destacan los procedentes de Francia, Alemania, Italia y Reino Unido.