Salvem Salau anuncia movilizaciones contra el proyecto de mina de oro y wolframio en Lleida

Publicado 17/09/2018 15:00:14CET

   "Ha llegado el momento de la movilización social para hacer oír la voz del territorio", afirma el colectivo

   LLEIDA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La plataforma Salvem Salau ha anunciado movilizaciones contra el proyecto de investigación minera para buscar oro y wolframio en el Valle de Bonabé, en la Entidad Municipal Descentralizada de Isìl y Alòs, del municipio de Àlt Àneu, en el Pirineo de Lleida.

   "Ha llegado el momento de la movilización social para hacer oír la voz del territorio y luchar contra la especulación y la explotación de nuestros recursos", asegura la plataforma este lunes en un comunicado en el que recoge las conclusiones de la asamblea que celebró el domingo en Isil y anuncia otro encuentro en Sort.

   La plataforma asegura que el proyecto de investigación minera para buscar oro y wolframio en el Valle de Bonabé ya se encuentra en fase de evaluación ambiental y que la empresa Neometal Spania SL, una filial de la multinacional australiana Apollo Minerales Limited, ya ha presentado el documento ambiental para la solicitud de inicio de evaluación de impacto ambiental simplificada a la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat.

   La plataforma sostiene que han consensuado los pasos a seguir a medio plazo para hacer público el posicionamiento del territorio en contra del proyecto minero, la preparación de las alegaciones al documento ambiental y mantener el contacto con la Plataforma Stop Mine Salau de la parte francesa de los Pirineos "para coordinar ambas luchas y hacer un frente común ante Europa".

   Salvem Salau recuerda que, en julio, el Pleno del Consejo Comarcal del Pallars Sobirà aprobó, por unanimidad de todos los grupos, una moción de rechazo a los proyectos mineros surgidos en la comarca del Pallars Sobirà, presentada por la CUP.

   La plataforma señala también que, el pasado jueves en la Comisión de Empresa, los votos en contra de ERC y JxCat junto con la abstención de Ciudadanos rechazaban una Propuesta de Resolución en el Parlament de Catalunya presentada por Catalunya en Comú-Podem y que iba en la misma línea que la moción aprobada en el Consejo Comarcal, "evidenciando una vez más, la falta de conexión de los diputados con el territorio afectado".