Sequía.- ICV está "abierta" a que no se ejecute la obra sólo si hay garantías de que no se repetirá la emergencia

Actualizado 19/05/2008 16:55:32 CET

BARCELONA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de ICV, Dolors Camats, dijo hoy que su partido está "abierto" a que no se ejecute la infraestructura que llevaría agua del Ebro a Barcelona, pero sólo en el caso de tener garantías de que no se repetirá la situación de emergencia.

Hizo estas afirmaciones en rueda de prensa, y al responder a a una pregunta sobre las declaraciones de la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, en las que decía que la conducción "no tendría razón de ser" si los embalses alcanzaran "el mínimo necesario".

Recalcó, no obstante, que "ahora mismo" las condiciones de la sequía "no permiten hacer modificaciones ni en las infraestructuras previstas ni en las condiciones paliativas". "No se puede prescindir de ninguna de las medidas extraordinarias que se han puesto, ni de restricciones pero tampoco ni de los barcos, ni de las recuperaciones de los acuíferos", añadió Camats.

Para ICV, el nivel de provisionalidad viene determinado por "elementos que no controlamos", como la lluvia. "Evidentemente, hemos de estar abiertos a plantear cualquier opción. Creo que el ejemplo más evidente es el Decreto de Sequía, que se modifica con urgencia para que las restricciones no sean levantadas", apuntó.

Camats dijo que "ahora mismo" esta era la posición "más responsable" que ICV podía poner encima de la mesa. Si las condiciones cambian, "habrá que ver como se modifican las medidas; si se modifican, hacia dónde se tira, y por cuál de estas medidas se comienza", concluyó.