Actualizado 14/06/2015 23:10 CET

El 'sí' se impone en la consulta interna de UDC con un ajustado 50,9 por ciento

 Recuento De Votos De La Consulta Interna De UDC En La Sede De Barcelona
Foto: EUROPA PRESS

BARCELONA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 'sí' se ha impuesto este domingo en la consulta interna de UDC sobre el proceso soberanista con un ajustado 50,90 por ciento de los votos, mientras que los partidarios del 'no' han obtenido un 46,19 por ciento de sufragios, ha informado en una comparecencia ante los medios la presidenta del órgano de control de la consulta, la exconsellera Pilar Fernández Bozal.

La pregunta de la consulta era: '¿Queréis que UDC continúe su compromiso con el proceso, desde el catalanismo integrador y de acuerdo con los siguientes criterios?' e incluía un total de seis condicionantes, entre ellos, el diálogo con el Gobierno central, el rechazo a una declaración unilateral de independencia y la permanencia de Catalunya en la UE.

Entre los partidarios del 'sí' destaca la dirección del partido, con el líder Josep Antoni Duran y el secretario general Ramon Espadaler al frente, mientras que el sector soberanista defendía el 'no' y entre sus integrantes se encuentran la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, y el secretario de Universidades, Antoni Castellà.

De un censo total de 4.095 militantes, los resultados provisionales son --el viernes se darán los definitivos--: 1.351 votos para el 'sí' (50,9 por ciento), 1.226 para el 'no' (46,19), 47 votos en blanco (1,77) y 30 nulos (1,13).

Así, el partido se decanta por las tesis defendidas por el líder, Josep Antoni Duran, pero se muestra fuertemente dividido, por lo que en las próximas semanas se tendrá que ver que movimientos hace tanto la dirección partidaria del 'sí' como los críticos partidarios del 'no'.

Por puntos de votación, el 'sí' ha ganado en Reus,Tarragona, Lleida, Mollerussa, Tàrrega, Figueres, Palafrugell, Vic, Vilafranca del Penedès, Mataró y en tres de los cuatro puntos de votación de Barcelona, mientras que el 'no' ha ganado en una mesa de Barcelona, en Tortosa, Olot, Girona, Manresa, Igualada, Vilanova i la Geltrú, Sant Feliu de Llobregat, Sant Cugat del Vallès, Granollers y Berga.

CHOQUE DIRECCIÓN-CRÍTICOS

La consulta ha culminado poco menos de dos semanas de campaña, en la que dirección y sector soberanista --también conocido como sector crítico-- han mantenido varios choques dialécticos buscando movilizar la militancia a favor de sus tesis.

El sector soberanista, crítico con la pregunta de la dirección, suscribió un manifiesto en el que reclamó que en la consulta se preguntara:'¿Quiere que Unió se comprometa por una Catalunya independiente en el marco de la UE?', pero sus demandas no fueron atendidas.

Este sector consideró que la pregunta de la dirección era poco clara y no definía con concreción el papel que tenía que adoptar el partido en el proceso soberanista, y defendieron que decir 'no' en la consulta era apostar abiertamente por la independencia de Catalunya.

Lo choques dialécticos entre partidarios del 'sí' y del 'no' han sido constantes: Duran acusó al sector crítico de plantear una pregunta trampa ya que una Catalunya independiente no podría seguir formando parte de la UE, mientras que Castellà le replicó que era un argumento propio del PP.

En plena campaña y tras la presión de los soberanistas, Duran avanzó que habría "relevo" en la dirección de Unió si el 'no' se imponía, pero precisó que era contrario a celebrar un congreso extraordinario antes del 27S porque eso impediría afrontar en condiciones la campaña electoral.

La victoria del 'sí' evita por lo tanto el relevo apuntado por Duran, pero los críticos ya han avanzado que exigirán a la dirección suscribir la hoja de ruta independentista que meses atrás firmaron las entidades soberanistas y partidos como CDC y ERC.