El Síndic de Greuges pide liberar a los presos y restablecer el autogobierno "completo"

Quim Torra comparece en el pleno del Parlament
David Zorrakino/ EUROPA PRESS
Publicado 07/11/2018 18:46:55CET

El PP lo acusa de apoyar al independentismo y pide el apoyo de Cs y PSC para cesarlo

BARCELONA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha pedido la liberación inmediata de los líderes soberanistas encarcelados y "el restablecimiento completo del autogobienro de Catalunya, sin intervención en la gestión ni en las finanzas".

Así lo recoge el 'Informe sobre la vulneración de derechos fundamentales y libertades públicas en ocasión de la reacción penal a partir del 1 de octubre y la aplicación del 155 CE', que ha presentado este miércoles ante el pleno del Parlament, donde ha apelado "al diálogo, a las libertades y a la propuesta".

Por ello, ha instado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que gobierne "con el máximo diálogo y como máxima autoridad institucional del sistema de Catalunya lidere estas medidas".

En su informe, el Síndic también declama "la dilucidación como piden organismos internacionales de las responsabilidades por la violencia utilizada el día 1 de octubre" por parte de los cuerpos policiales, así como el uso de pelotas de goma, prohibidas en Catalunya por decisión del Parlament en 2014.

Para Ribó, la situación generada a raíz del proceso independentista y la entrada en prisión de líderes políticos, que considera presos políticos, "no puede ser un tema de estómago, sino de cabeza, de serenidad", por lo que ha reprochado a algunos grupos que intenten sacar rédito político de ello.

"Hoy en el continente europeo hay parlamentarios encarcelados en Turquía y en España", ha afirmado el Síndic, que ha criticado que está investigando el proceso soberanista en cuatro instancias judiciales distintas y que ha negado que haya habido rebelión ni sedición.

Asimismo, ha criticado que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, hablara en el Senado de delitos cometidos cuando aún no ha habido juicio y que su antecesora, la popular Soraya Sáenz de Santamaría, se comunicara con magistrados del Tribunal Constitucional tras recurrir la investidura de Carles Puigdemont: "No ha habido imparcialidad judicial".

"CHERRY PICKING"

El portavoz de Cs, Carlos Carrizosa, ha acusado a Ribó de no ser imparcial y de seleccionar sus argumentos de forma parcial obviando a otros, realizando así una técnica de "cherry picking" --recolección de cerezas, en inglés--, ha dicho, y ha anunciado que su formación enviará una carta a los 82 defensores del pueblo de Europa, al Consejo Europeo y al Consejo de Derechos Humanos de la ONU criticando la postura del Síndic.

También ha asegurado que trabajarán para que no siga en el puesto, a lo que la diputada del PP Andrea Levy, que lo ha acusado de "formar parte de la bancada del Govern y apoyar a las tesis independentistas", ha pedido el apoyo de los diputados naranjas y del PSC-Units para cesarlo en virtud del artículo 14.1 de la Ley del Síndic de Greuges.

El apartado F de este artículo contempla la destitución del Síndic por "negligencia notoria en el cumplimiento de los derechos inherentes al cargo si lo acuerda una mayoría de tres quintas partes de los diputados", a petición de tres grupos parlamentarios, por lo que los populares necesitan a Cs y a los socialistas.

Sin embargo, Marta Moreta (PSC-Units) ha centrado su intervención en criticar que el Síndic "ni es imparcial, ni independiente ni vela por elaborar informes de su competencia. Quizás vela por hacer informes de su preferencia, no competencia", y ha defendido que el 155 se aplicó para restablecer el autogobierno.

"A LAS DURAS Y A LAS MADURAS"

El diputado de CatECP Joan Josep Nuet ha considerado que el informe sí recoge vulneraciones de derechos, que es objeto de análisis del Síndic, y ha pedido a los grupos que respeten su trabajo tanto cuando presente informes que les gustan como cuando no: "Hay que estar a las duras y a las maduras. El informe que se nos presenta hoy es riguroso y también demoledor".

La republicana Anna Caula ha defendido el "compromiso y rigurosidad" del informe del Síndic, que aborda el 1-O y el 155, en los que ERC ve una lógica de venganza hacia el independentismo.

El diputado de JxCat Eduard Pujol ha abundado en la definición de presos políticos hecha por Ribó sobre los líderes encarcelados y ha tachado el 155 de "máquina devastadora y trituradora de libertades, derechos democráticos y normalidad".

Vidal Aragonés (CUP) ha considerado que la aplicación de este artículo constitucional "no sólo es ilegal sino que responde a una determinada herencia política, que es la del franquista Manuel Fraga Iribarne", que intentó que el 155 permitiera disolver asambleas autonómicas durante la redacción de la Constitución, extensión que el constituyente descartó, ha dicho.

Contador