Publicado 19/01/2022 09:51

La Sindicatura de Comptes también aplicó el régimen del Parlament que permite cobrar sin trabajar

Archivo - Sede de la Sindicatura de Cuentas de Catalunya.
Archivo - Sede de la Sindicatura de Cuentas de Catalunya. - SINDICATURA DE COMPTES DE CATALUNYA - Archivo

Primero se negó, pero el TSJC le ordenó reconocerlo después de que un funcionario recurriera

BARCELONA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Sindicatura de Comptes también aplicó el régimen que permite a los funcionarios cobrar sin trabajar los últimos años antes de jubilarse a tres trabajadores que lo solicitaron, de los que dos ya están jubilados.

Así lo han explicado fuentes de la institución a Europa Press, después de que 'La Vanguardia' publicara que la Sindicatura de Comptes concedió también las licencias por edad que han causado polémica por su aplicación a funcionarios del Parlament.

Las mismas fuentes detallan que estaban obligados a conceder esta licencia a los funcionarios que la pidieron, al tratarse de un derecho laboral reconocido en la normativa sobre personal del Parlament, que se aplica también a la Sindicatura de Comptes.

En esta institución, los funcionarios pueden solicitar cobrar el sueldo íntegro sin trabajar durante uno o dos años, en función de su categoría laboral: los cargos más altos pueden hacerlo durante el último año de su carrera, mientras que los inferiores pueden hacerlo durante los últimos dos.

JAUME AMAT

En una entrevista este miércoles en TV3 recogida por Europa Press, el síndico mayor, Jaume Amat, ha explicado que trasladó al Parlament la necesidad de "arreglar" esta cuestión, por ejemplo, eliminando el artículo del reglamento que prevé este régimen.

También ha detallado que el primer funcionario que la pidió tuvo que acudir al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) después de que la Sindicatura se negara a reconocérsela por su "extracoste", pero el tribunal le dio la razón y la institución finalmente se la tuvo que conceder.

A raíz de ese litigio --ha relatado Amat-- la Sindicatura renegoció, dentro de los límites de la normativa del Parlament, las condiciones de la licencia para "intentar rebajar al mínimo el margen", hasta dejar en dos años el plazo máximo en el que se podía cobrar sin trabajar, y sometiéndola a justificación.

Según el actual síndico, los trabajadores "entendieron" que había que llevar a cabo esas modificaciones por el gasto que suponía para la institución y porque hasta la jubilación no se podía sustituir al funcionario beneficiado.

Además, ha asegurado que en el caso del único funcionario que actualmente está acogido a este régimen en la Sindicatura hay "condicionantes personales que justificaban en parte" la exención de trabajar, y que se jubilará en pocos meses.