Sucesos.- Vuelven a la residencia los ancianos desalojados por el incendio en la Gran Via

Actualizado 10/04/2008 0:28:23 CET

Tres ancianos y un agente de la Guardia Urbana intoxicados por inhalación de humo

BARCELONA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La mayor parte de la veintena de ancianos desalojados hoy tras declararse un incendio en una residencia en el número 692 de la Gran Via de Barcelona en la confluencia con la calle Bailén han empezado a volver al edificio, donde podrán pasar la noche, según informó a Europa Press un portavoz del Ayuntamiento.

Los que no puedan regresar a las instalaciones de la residencia debido a los daños materiales causados por el fuego, serán realojados en otros centros residenciales o sanitarios, según las mismas fuentes municipales.

El incendio se declaró esta tarde en una habitación de la primera planta del edificio y provocó cuatro heridos leves por inhalación de humo, que fueron trasladados en ambulancia a un centro sanitario de la ciudad.

Los intoxicados son fueron tres ancianos y un agente de la Guardia Urbana. Además, los servicios sanitarios también tuvieron que atender por el mismo motivo a cuatro agentes de los Mossos d'Esquadra en el lugar del incendio.

El fuego obligó a desalojar a 21 de los 25 ancianos que residen en las instalaciones. En un primer momento, todos se alojaron en el vestíbulo de un inmueble contiguo provistos de mantas térmicas y a la espera de conocer si podrían volver al edificio.

En la extinción del fuego participaron seis dotaciones de Bomberos de Barcelona y se cortó el tráfico en la calzada lateral de la vía, entre las calles Bailén y Girona continúa cortado.