Publicado 05/03/2021 15:59CET

TMB instalará videovigilancia en tiempo real en el Metro y el bus contra el acoso sexual

La diputada de Cohesión Social, Ciudadanía y Bienestar de la Diputación de Barcelona, Lluïsa Moret, y la presidenta de TMB y concejal de Movilidad de Barcelona, Rosa Alarcón.
La diputada de Cohesión Social, Ciudadanía y Bienestar de la Diputación de Barcelona, Lluïsa Moret, y la presidenta de TMB y concejal de Movilidad de Barcelona, Rosa Alarcón. - TMB

BARCELONA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) instalará cámaras de videovigilancia en tiempo real dentro de los autobuses y convoyes del Metro para prevenir el acoso sexual en el marco del plan de prevención del acoso sexual y por razón de género que ha presentado este viernes.

En el acto de presentación, la presidenta de TMB y concejal de Movilidad de Barcelona, Rosa Alarcón, ha explicado que esta medida supone un "salto cualitativo en materia de seguridad muy relevante".

La diputada de Cohesión Social, Ciudadanía y Bienestar de la Diputación de Barcelona, Lluïsa Moret, ha destacado el carácter "pionero" del protocolo, en el que se incorpora la visión de género y la garantía de la igualdad y de los derechos de las mujeres en la gestión del transporte público.

En relación a la videovigilancia en el interior de los autobuses, TMB ha "acelerado" el desarrollo del proyecto para implementarlo lo más pronto posible a toda la flota, y se está ultimando la tramitación interna para iniciar la licitación del proyecto, valorado en seis millones de euros.

Se prevé que antes de finalizar este 2021 se empiecen a instalar las cámaras y equipos de comunicación del nuevo sistema de videovigilancia dentro de los primeros autobuses, con la intención de que entre 2022 y principios de 2023 funcione en los 1.140 buses de la flota.

METRO

En la red de Metro ya hay instaladas 8.000 cámaras de videovigilancia con transmisión de imágenes instantánea en el caso de estaciones y de los trenes de las líneas automáticas L9, L10 y L11, y se está ejecutando un proyecto para extenderlo a las líneas convencionales.

Dentro de este proyecto, presupuestado en 4,9 millones, ya se ha implantado videovigilancia en tiempo real en todos los trenes de la línea 5 y en los más modernos de las líneas 1 y 3 (unos 55 convoyes en total).

La previsión es que este verano se haya puesto en funcionamiento en todos los trenes, menos en los 42 que se sustituirán a corto plazo, ya que las nuevas unidades se están construyendo con un sistema de cámaras que ya incorpora la transmisión instantánea de vídeo.

El plan también prevé aumentar la presencia de agentes de seguridad y personal; mejorar la visibilidad en las marquesinas de autobús; establecer un sistema de paradas a demanda en líneas de autobús periféricas, e incorporar un hilo musical en toda la red de Metro, entre otras.