Torra recupera este domingo el discurso de fin de año tras la ausencia en 2017 por el 155

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en una imagen de archivo.
David Zorrakino - Europa Press
Publicado 28/12/2018 18:17:39CET

Puigdemont recurrió el año pasado a las redes sociales para difundir su mensaje a los catalanes

BARCELONA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Govern, Quim Torra, pronunciará este domingo 30 de diciembre a las 21 horas desde el Palau de la Generalitat el tradicional discurso de fin de año que también realizan otros presidentes autonómicos, han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo catalán.

Torra recupera así la tradición de dirigirse a los catalanes en el penúltimo día del año, que en 2017 no se hizo porque estaba vigente la aplicación del artículo 155 y Catalunya no tenía presidente porque justo 9 días antes se acababan de celebrar las elecciones al Parlament.

El presidente catalán hará un discurso antes de empezar un 2019 con muchas incógnitas para el proceso soberanista, ya que será el año en el que se celebrará el juicio a los líderes independentistas encausados por el Tribunal Supremo.

Torra ha reiterado su determinación a "no aceptar" las sentencias si son condenatorias, pero no ha explicado en qué consistiría esto, y lo único que ha precisado es que se pondría a disposición del Parlament para encontrar la respuesta adecuada.

Además, el mensaje llegará tras la reciente reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que acordaron seguir dialogando pese a las "diferencias notables", y en la que se emplazaron a que este 2019 sea el año en que el diálogo se traduzca en concreciones.

El 2018 ha sido un año convulso para el independentismo: Torra fue presidente por sorpresa tras los intentos de investir a Carles Puigdemont, Jordi Turull y Jordi Sànchez, y JxCat, ERC y la CUP han perdido la mayoría absoluta en el Parlament por sus diferencias internas.

UN 2017 ATÍPICO

El año pasado por las mismas fechas los partidos independentistas acaban de revalidar la mayoría en la Cámara catalana --pese a la victoria de Cs en las urnas-- y empezaban las negociaciones para intentar de nuevo investir en el cargo a Carles Puigdemont, ya entonces en Bruselas.

Pese a haber sido destituido en el cargo dos meses antes, Puigdemont se consideraba el presidente legítimo de Catalunya y se dirigió a los catalanes con un mensaje que difundió a través de las redes sociales, buscando emular el tradicional mensaje institucional.

Puigdemont utilizó aquel mensaje para dirigirse al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que exigió reconocer la victoria independentista en los comicios y empezar a "negociar políticamente con el Govern legítimo de Catalunya".

"Muchos ciudadanos esperan que, fracasada la receta de la violencia, la represión y la liquidación del autogobierno, comience finalmente la era del diálogo y la negociación que venimos reclamando desde hace años", expresó el expresidente.

Es una incógnita si el expresidente este domingo recurrirá de nuevo a este método para lanzar su mensaje: ahora, a diferencia de 2017, sí hay un presidente, Torra, quien precisamente fue propuesto para el cargo por el propio Puigdemont.

2016: EL ÚLTIMO AÑO CONVENCIONAL

El de 2016 ha sido el último discurso de fin de año convencional hasta la fecha: en aquella ocasión Puigdemont, desde el Palau de la Generalitat, aseguró que el año siguiente organizaría el referéndum y que el Govern y el Parlament aplicarían el resultado "sin dilaciones ni excusas".

Por aquel entonces el debate estaba centrado en si Puigdemont apostaría por la vía unilateral a la independencia, y el presidente aseguró que priorizaba la vía pactada pero no descartó ningún escenario: "Estamos a punto y lo demostraremos".

Contador